Viaje en Velero por las islas de Croacia

“La Aurora te abre el velo, tiñendo de colores el mar, alegrándote desde el cielo, las gaviotas con su volar, para que tú tranquilo puedas, únicamente navegar”

Navegar en un velero por las aguas del Adriático es una de las experiencias más maravillosas que he vivido, no consigo expresar con palabras las imágenes y los momentos vividos en este viaje por las Islas Dálmatas, el vocabulario se me acaba y las imágenes se empujan unas a otras en mi mente queriendo mostrarse una tras otra.

Comienza nuestro viaje en velero por el Mar Adriático
Comienza nuestro viaje en velero por el Mar Adriático

Aún siento el suave vaivén de las olas en mí, y quiero seguir notando la brisa en mi rostro, pero es hora de escribir, para que algún día podáis sentir lo mismo que yo viví.

En el comienzo del viaje los nervios se cuelan en mi maleta, junto con las pastillas contra el mareo, el sol y el calor también se han apuntado a nuestro viaje, todo indica que va a ser una gran experiencia. Pasamos un buen rato en el súper mercado, hay que proveerse de comida y bebida, y por fin llegamos a nuestro velero Aurora, él junto con nuestro skipper Matevž Cerar, serán quién nos guíen por los mágicos escenarios de Croacia.

El itinerario es muy atractivo aunque siempre está sujeto a modificaciones, según las posibilidades del tiempo y de la climatología, estamos ansiosos y con el amanecer ponemos rumbo al Archipiélago de las islas Kornati, el Parque Natural es inmenso, sólo navegaremos por algunas de las islas que lo componen, ya que pronto viajaremos hacia el sureste, las aguas cristalinas nos permiten ver el fondo marino, y con ayuda de gafas y tubo de snorkel veremos la gran fauna marina que coloniza estos mares, el baño en la Isla de Mala Lavsa en un regalo de bienvenida, tras subirnos al barco continuamos navegando mientras nuestro nuestro patrón nos indica que estamos frente a la Isla Klobucar, un lugar muy visitado ya que aquí se encuentra el acantilado más alto de todas las Kornati.

Kaprije, primera parada
Kaprije, primera parada

La noche nos acecha y elegimos a isla de Krapije para que sea nuestro primer alojamiento, un lujo dormir en esta bahía, una pequeña población nos acoge gratamente, allí cenaremos una de las especialidades de la casa en un pequeño restaurante Kod Kate, pulpo a la brasa cocinado durante horas en un horno de leña, enterrado en un recipiente de barro y cubierto por brasas. Después de degustar licores caseros de la casa, es hora de dormir, nos espera un largo viaje.

Al alba nos dirigimos a Vis, la mañana comienza desayunando entre delfines, para mí algo nuevo, me quedo atónita mientras disfrutamos de tan mágico espectáculo. El viaje ha sido largo, unas siete horas en el mar, pero ya llegamos a Komiza, una población con gran ambiente, numerosos barcos se alinean en su puerto mientras los viajeros se bañan en las pequeñas calas del lugar. Desde aquí muchos alquilan motocicletas, bicis y coches para cruzar la isla y llegar a la ciudad de Vis, nosotros decidimos subir a la Iglesia de Komiza, entre viñas y lavanda coronamos la pequeña colina bajo un sol abrasador.

Camino de Vis por la costa croata
Camino de Vis por la costa croata

La noche discurre entre risas y ambientadas conversaciones, bajo las estrellas, sensaciones que se repetirán durante todo el viaje. Es tarde y hay que preparar la salida del día siguiente, nos vamos a uno de los lugares que me hechizaron especialmente, Bisevo y su Cueva Azul, Blue Cave o Modra Spilja.

Sabemos que estamos cerca de la Cueva, divisamos numerosos barcos cerca de los acantilados, y de repente lo vemos, una gruta por la que tenemos que acceder en nuestro bote, una vez dentro la luz que entra bajo las profundidades del mar crea un color azul intenso en el interior de la misma, maravilloso.

Hoy veremos otro lugar muy cerca que nos volverá a enamorar, la Cueva Verde (Zelena Spilja) se encuentra en un pequeño islote junto a la Isla de Vis, aquí nos lanzamos al mar, y penetramos en la gruta, el fondo submarino es espectacular, una vez dentro un agujero en la parte superior de la cueva deja pasar la luz intensa del sol, creando un haz de luz que llega hasta el fondo marino.

Las Islas Plakeni
Las Islas Plakeni

Intenso el día de hoy, sin duda, pero aún no se acaba, próximo destino las Islas Pakleni, otro de los lugares que me cautivaron, no entiendo porque las llaman las islas del infierno, para mí es el paraíso. Allí nuestro skipper nos dirige a la famosa Isla de San Clemente, descubrimos una preciosa bahía, que me transporta a la famosa cala de Turqueta en Menorca, y que me encandila, una vez en tierra y tras un pequeño baño, atravesamos un pequeño jardín botánico que nos lleva a Palmizana, lugar de destino de muchos barcos en busca de ambiente joven. Los chiringuitos en sintonía con el lugar, cuidan mucho su decoración, todo está ordenado, diseñado, perfecto.

La llegada al puerto de Hvar
La llegada al puerto de Hvar

Es hora de llegar a la Isla de Hvar, la imponente Hvar, estamos frente a ella, nos espera con un atardecer lleno de colores. Nos dirigimos a conocer la ciudad y tras un paseo maravilloso entre sus callejuelas, nuestra guía Iva nos lleva hasta la Fortaleza Spanjola, las vistas son únicas, el sol hace su trabajo y se dispone a darnos la mejor luz para nuestras fotos, sigo emocionada, no quiero que pasen los días.

El equipo del Giróscopo en la fortaleza Spanjola
El equipo del Giróscopo en la fortaleza Spanjola

Tras la grata información de Iva, nos ha entrado el hambre, así que vamos a degustar los típicos productos dálmatas en uno de los restaurantes más famosos de la Isla, la Konoba Menego, el jamón dálmata es delicioso, así como la pašticada de carne con ngoquis, el queso de Pag, o los pescados marinados, en fin amamos la comida, así que estamos en el paraíso.

Cena en la Konoba Menego
Cena en la Konoba Menego

Queremos más de Hvar, así que decidimos que pasaremos la mañana del día siguiente entre sus calles para continuar nuestra visita. Muy pronto observamos que los cruceros arriban en la bahía de Hvar, cientos de turistas comienzan a llegar a tierra, nos dejamos llevar hasta el Convento de San Antonio, dónde las monjas realizan un delicado encaje de ágave, que forma parte del Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Ruta por la isla de Hvar
Ruta por la isla de Hvar

Hay que continuar la ruta, y dejamos con mucha pena la isla, prometo que volveré, y tomamos rumbo a Brac, esta vez Matevž nos lleva a la pequeña cala de Blaca, desde este lugar realizamos una ruta de unos dos kilómetros y medio, una sencilla ascensión hasta el Monasterio de Blaca, allí sus cuidadores nos explican la interesante historia de éste lugar que una vez fue observatorio astrológico, museo y centro de investigaciones.

Playa de Blaca, Brac
Playa de Blaca, Brac

Los días pasan a velocidad de vértigo, queremos darle al pause pero debemos de continuar conociendo esta parte de Croacia, somos unos afortunados sin duda, nos dirigimos a la Isla de Solta, allí disfrutaremos de un paseo por la Bahía de Stomorska, que por falta de tiempo no podremos visitar a fondo, y finalmente nuestro amigo Matevz nos lleva a la Bahía de Necujam para que Aurora y nosotros descansemos.

Bahía de Stomorska
Bahía de Stomorska

Ya hemos sobrepasado el meridiano del viaje, pero aún quedan lugares impresionantes por disfrutar, tras darnos un buen baño en la Isla de Veliki Drvenik para despertarnos, cogemos rumbo a Rogozniza, para ir acercándonos a la entrada del estuario de Sibenik, allí nos espera un lugar de postal, llegamos a la puesta de sol, la Fortaleza de San Nicolas nos saluda, el sol comienza a tornarse a rojo, y decidimos ascender hasta la construcción para disfrutar de la salida del astro rey.

Rogozniza, entrada del estuario de Sibenik
Rogozniza, entrada del estuario de Sibenik

Me cuesta describir las sensaciones, sólo quiero volver a vivirlas. Llega la noche y el cielo se cubre de miles de estrellas, mientras me tumbo en la cubierta a observarlas, sólo se escucha el silencio.

Atardecer viendo la Fortaleza de San NIcolas
Atardecer viendo la Fortaleza de San NIcolas

Es la hora de visitar las Cascadas Krka, en el Parque Nacional del mismo nombre, Matevž nos lleva hasta el pueblo de Skredin, desde allí tomaremos un barco que nos dejará cerca del lugar, ya hay mucha gente, hace calor y se nota, cuesta caminar, comenzamos el paseo, los escenarios son preciosos, todo está cuidado, limpio, ordenado. Cuando realizamos todo el recorrido decidimos darnos un baño frente a la imponente cascada, nos tenemos que ir, debemos ir acercándonos a nuestro destino.

Parque Natural de krka con sus cascadas
Parque Natural de krka con sus cascadas

Nos acercamos a Sibenik, desde la lejanía ya observamos las fortalezas de la ciudad, es pronto y no hay demasiada gente, podemos callejear entre sus rúas, hasta llegar a la Fortaleza de San Michel, después a la deriva llegamos a la Catedral, y tras un descanso observando la cuidada arquitectura de la Catedral, abandonamos Sibenik, nuestro lugar de descanso es la Bahía de Korisina en la Isla de Murter, un tranquilo escenario para nuestra última noche, rodeados de caravanas y tiendas de campaña que pertenecen al Camping nudista, las luces se apagan, y nuestro viaje también.

La ciudad de Sibenik desde el velero
La ciudad de Sibenik desde el velero

Ya regresamos a Murter, esto se acaba, ha sido una experiencia inolvidable, recomendable 100%, que debería poder vivir todo el mundo, me siento en paz, ha sido mi primera vez en velero, pero se que no será la última.

Fin del viaje en velero por Croacia
Fin del viaje en velero por Croacia

Todo esto ha sido gracias a Ekorna, y a Petra Diminik, por su paciencia para organizar nuestro viaje, también queremos dar las gracias a la Oficina de Turismo de Croacia en España por organizar las visitas con guías a las ciudades de Catvat, Ston, Dubrovnik, Split y Hvar. Gracias desde el corazón, ha sido uno de los viajes más maravillosos que he vivido, Croacia en mi corazón.

Te ha gustado? Comparte este viaje !

9 comentarios de “Viaje en Velero por las islas de Croacia

    1. Aitor Pedrueza

      - Edit

      Reply

      Hola Ana María! Es un viaje fantástico por las Islas Dálmatas. Hay salidas desde Split o Dubrovnik o Murter, y dura una semana (pero se puede personalizar), si te interesa nos escribes y te damos más información 😉

  1. Hola amigos!
    Desde la primera frase hasta la última se nota que aún estabais bajo el efecto narcótico,casi astral ,del viaje.
    Un amigo muy navegante a la par que cabal tiene el sueño de hacer el viaje que hicisteis o parecido en junio. Y nos los a contagiado !
    Lo que me sorprende es que consiguieras ayuda de los citados Petra y ekorna. Es aún posible su ayuda? Y la vuestra con respecto a barcos(quizá un catamaranes) ,skipers etc. ?

    1. Buenos días Oscar,
      Gracias por el comentario. Dado que nos dedicamos a ello, por suerte las empresas o Instituciones turísticas suelen apoyarnos y ayudarnos para que podamos hacer la promoción de los destinos. Sin ello sería imposible viajar y mantener el blog. Por supuesto podemos poner en contacto a las personas interesadas en realizar un viaje de este tipo con las empresas que lo realizan o darles pistas. Para cualquier consulta escríbannos a nuestro email info@elgiroscopo.es
      Un saludo!!

  2. Hola, buenos dias, fabuloso viaje y descripcion.Gracias por compartirlo. Vamos mi mujer y yo a Croacia este verano desde el 22/7 al 3/8…llegada a dubrovnik y vuelta por split…y estariamos interesados en una ruta.en velero ppr las islas dalmatas. Podrias enviarnos info de itinerario, disponibilidad, condiciones y precios…muchas gracias

    1. Hola Laura!

      Claro, te escribimos y te contamos más sobre el viaje en velero para descubrir las islas de Croacia. Saludos

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.