Las murallas y murales de Derry Londonderry en Irlanda del Norte

No lejos están los tiempos en los que además de las murallas Patrimonio Unesco, otras muros, esta vez los de la discordia, separaban Derry entre comunidades sólo distanciadas por la intransigencia.  Protestantes y católicos, o unionistas y republicanos eran y son ciudadanos con los mismos derechos y obligaciones, entre ellas la de tender lazos de tolerancia.

Peace Bridge. Puente de la Paz de Derry
Peace Bridge. Puente de la Paz de Derry

El éxito o verdadero triunfo de Derry es el tránsito hacia un presente y futuro donde las virtudes sean deslegitimar la violencia y apostar por un turismo que ensalce las bellezas de la tierra del Norte de Irlanda, cuya bandera sea la cálida gente que nos saludaba cada dos pasos.

Pero…Derry o Londonderry? Basta el simple topónimo para entender hasta que punto la disputa por el nombre esconde la raíz del problema. El nombre Derry proviene del gaélico Doire, “Robledal”, y a principios del siglo XVII durante la llegada de colonos ingleses y escoceses conocida como Plantation of Ulster -que pretendía contrarrestar el poder de los terratenientes locales (reacios a los intereses ingleses)-, el nuevo asentamiento pasó a denominarse Londonderry en honor a los gremios de la gran urbe inglesa, que habían participado de forma forzosa con recursos e inversiones.

Esta implantación significó que ya desde ese momento los probritánicos adoptaran el nuevo nombre. Sin embargo durante siglos unos y otros (a la postre ya todos ciudadanos) terminaron abreviando para designarla simplemente como Derry. Y no fue hasta la década de 1960 cuando con la chispa del movimiento independentista la disputa se avivó, y mientras los Unionistas remarcaban el “London Derry”, los republicanos renegaban de su uso.

Al final, la solución salomónica, no exenta de pugnas burocráticas, fue aceptar Derry – Londonderry como término administrativo, aunque cada uno la llame como quiera.

Dos hechos marcan sobremanera la Historia de Derry, uno muy lejano, el asedio (The siege) de la ciudad en 1688 por parte de los católicos y partidarias de Jacobo II. El otro más cercano, con la pintura de la historia fresca, pero afortunadamente sólo para honrar y no olvidar. El 30 de enero de 1972, en el llamado Domingo Sangriento, 14 personas que participaban en una manifestación a favor de los derechos civiles fueron asesinadas cuando el Primer Batallón del Regimiento de Paracaidistas del Ejército británico recibió la orden de disparar para contrarrestar las piedras que algunos manifestantes lanzaban.

Visitando Derry

Derry fue nuestra primera toma de contacto con Irlanda del Norte. Habíamos llegado la noche anterior y antes de conocer Belfast iniciamos nuestro particular itinerario por Derry, segunda ciudad del Ulster y a su vez cuarta en población de toda Irlanda. A nuestra llegada por la tarde el primer encuentro con la ribera del río Foyle y su paseo por donde mucha gente sale a correr nos hizo recordar que en estos muelles muchos irlandeses zarparon rumbo a Estados Unidos, Australia o Nueva Zelanda, dejando atrás todo para no ver nunca más su isla querida. Esa melancolía se palpa e impregna Derry, que como toda Irlanda tiene pedazos de su esencia repartidos por todo el mundo.

El mismo río Foyle fue un hormiguero de barcos y marineros durante la segunda Guerra Mundial, especialmente estadounidenses que utilizaron su ancha ría para proteger los navíos de los submarinos alemanes.

Por la mañana nos esperaban en la Oficina de Turismo para hacernos una visita guiada por las murallas, uno de los reclamos más significativos y única en su especie en toda la isla de Irlanda. Actualmente hay cuatro entradas al recinto amurallado, cardinalmente enfrentadas, al sur la del Obispo, la de Ferryquay al este, Shipquay mirando al norte, y Butchers Gate al oeste de las murallas.

Paseo alrededor de las murallas de Derry
Paseo alrededor de las murallas de Derry

Como una ciudad dentro de la ciudad, las murallas de Derry se asemejan a un recinto fortificado romano. La llegada de los colonos ingleses y escoceses promovió su construcción a principios del siglo XVII (1618), cerrando un perímetro que supera el kilómetro y medio. Nada más traspasarlas por la puerta de Ferryquay entendemos porque ha perdurado tanto. Su grosor llega a los nueve metros y con su altura de unos 8 resultaba harto complicada de escalar.

Quienes lo pudieron comprobar fueron los fieles del ejército de católico Jacobo (James) II quienes el 7 de diciembre de 1688 iniciaron un asedio que se prolongó más de cien días. Desde dentro sólo se escuchaba una frase, “No Surrender” (no hay rendición), voz al unísono de los partidarios de príncipe protestante Guillermo de Orange, que incluso en los años de plomo del siglo XX se convirtió en una proclama de los unionistas.

Trece de los Aprendices de Derry (Apprentice Boys of Derry) fueron los que dieron la voz de alarma y sellaron las entradas de las murallas de Londonderry. Más de tres meses después, la población hambrienta, recibía los suministros de los buques Mountjoy, Phoenix y Jerusalem que habían roto la incomunicación, poniendo fin al asedio.

Nada más subir a las murallas se distinguen las casas de los barrios The Fountain y Waterside, protestantes, donde encontramos algunos murales. Recorriendo el perímetro vamos escuchando los comentarios de nuestra guía, que se mezclan con sus recuerdos cuando era niña y la ciudad estaba fuertemente vigilada por el ejército, con vallas que separaban los barrios, y la amenaza constante de una muerte más.

Catedral Protestante de San Columbano

La St. Columb’s Cathedral emerge a apenas una decena de metros. Su estilo gótico es denominado de implantación, por la peculiaridad de iglesia protestante construida en el Norte de Irlanda con la llegada de los colonos ingleses a Derry. Además es la primera catedral protestante que se edificó tras la reforma religiosa del siglo XVII.

Unos pasos adelante llegamos al Royal Bastion, que como un mirador se abre al barrio de Bogside, tradicionalmente católico. En 2006 el cañón más célebre de los 24 que aún se conservan de la época del asedio –Roaring Meg -, se recolocó aquí, en su lugar original, donde con su sonoro estruendo  que parecía hacer romper el cielo al dispararse, asustaba a los sitiadores. Algunos farfullan que no es casual que se trajera aquí, apuntando a Bogside, pero la pólvora está afortunadamente mojada.

Uno de los 24 cañones que defendieron las murallas de Derry durante "el Asedio"
Uno de los 24 cañones que defendieron las murallas de Derry durante “el Asedio”

El Apprentice Boys’ Memory Hall, sede del club unionista está estratégicamente colocado a un minuto del bastión, cerca de la iglesia de San Agustín. Seguimos por las murallas dejando atrás Butcher’s Gate y Castle Gate hacia nuestro siguiente punto de visita, el Tower Museum.

Tower Museum 

El Tower Museum es el museo de la historia de Derry, con una cronología que abarca los yacimientos prehistóricos, los asentamientos gaélicos, la cristianización a partir de la fundación del Monasterio de San Columbano; la llegada de los colonos ingleses conocida como The Plantation, el asedio de las murallas tras el conflicto entre estos y los terratenientes locales, el naufragio de los barcos Girona y Trinidad Valencera de la “Armada Invencible” española frente a las costas norirlandesas en la bahía de Kinnagoe, las hambrunas ocasionadas por las plagas de la patata (y la consecuente emigración hacia Estados Unidos o Australia); y por supuesto el tumultuoso siglo XX, con toda la información sobre el conflicto del Ulster y el ya mencionado trágico Domingo Sangriento.

El museo del Tower Museum de Derry
El museo del Tower Museum de Derry

La recreación histórica en las salas de la Tower Museum es digna de visita, y conviene informarse de las exposiciones temporales que se suceden. Nosotros coincidimos con la del Laurentic, otro de los colosos de la compañía naviera White Star (fabricante del Titanic) que se hundió en 1917 durante la Primera Guerra Mundial al toparse con una mina alemana.

El faro de Derry, el Guildhall

Imposible no verlo porque por su altura es el edificio más destacado de Derry. El Guildhall es sede del ayuntamiento, y el edificio se ha ido restaurando de forma sistemática tras los incendios y atentados del IRA. La fisonomía actual recupera el aspecto neogótico de 1912, después que en 1972 fuese objeto de una bomba que lo dañó, si bien su origen es del siglo XVII y fue promovido por los gremios londinenses que financiaron parte de los edificios de Derry.

Torre del Guildhall de Londonderry
Torre del Guildhall de Londonderry

Después de repasar los hechos históricos relacionados con la llegada de los colonos ingleses y la transformación urbana de Derry, nos hicieron un recorrido por los salones superiores, y cuya Gran Sala es soberbia. Decorada con impresionante vidrieras que muestran momentos históricos de Derry, en ella se celebran numerosos eventos culturales y sociales, o incluso bodas, con el gran órgano como telón de fondo.

Terminamos la visita de las murallas tomando un café en Diamond, la plaza central del Londonderry amurallado, presidido por el War Memorial que honra a los caídos en las dos Guerras Mundiales, y continuamos nuestra visita atravesando la puerta de Butcher’s Gate, descendiendo hacia Bogside.

Bogside y el Bloody Sunday

Tristemente célebre, la canción de U2 Bloody Sunday fue un canto por la paz y contra la estupidez. Hoy paseamos por las calles donde aquel Domingo Sangriento, la crispación derivó en una de las matanzas más mediáticas del conflicto norirlandés.

Hoy en día, mientras caminamos tranquilos por las calles de Bogside, entre las hileras de típicas casas que el cine nos hace familiar, la calma sólo la rompen los niños que juegan en las calles ajenos al pasado, trasteando con petardos cuyo estruendo ya no altera a nadie. Los vecinos pasan el corta césped frente a los murales que reclamaron paz, que reivindicaron esa pequeña libertad individual.

Mural en el barrio Bogside de Derry
Mural en el barrio Bogside de Derry

Los murales pro IRA han sido transformados por un grupo de artistas del Bogside, que apuestan por temáticas pacifistas y de defensa de los derechos civiles.

Junto a uno de esos murales está el Museo Ulster Free, centrado en el movimiento de los derechos civiles, la Batalla del Bogside, el movimiento Free Derry y el Domingo Sangriento. En el Museo del Derry Libre casi se palpan con los dedos los sucesos que como el eco parecen lejanos pero en realidad aún resuenan gracias a las voces vivas de los que vivieron los años de confrontación. Como  charco que salpica, las afrentas siempre tenían una respuesta, y muerte tras muerte, ojo por ojo durante décadas las víctimas se fueron acumulando.  La salvaje represión y matanza del Domingo Sangriento, cuando el ejército disparó contra civiles desarmados desató el torbellino, que sólo en 2010, con el reconocimiento del Primer Ministro David  Cameron, asumiendo el error, y limpiando la mancha de la sospecha de los muertos, supuso un cambio de ciclo.

Huéspedes del Ulster Free Museum
Huéspedes del Ulster Free Museum

El Museo contextualiza el Bloody Sunday a partir de la reivindicación de los derechos civiles en los convulsos 60 en todo el globo, y el nacimiento del movimiento Free Derry, que autoproclamaba el territorio de los barrios de Bogside y Creggan como autónomos y ajenos a la autoridad británica.

A lo largo del Bogside se suceden los memoriales y los recuerdos de aquellos años como el  Free Derry Corner , un hito donde en 1969  John “Caker” Casey escribió “You are now entering Free Derry” “Estás entrando en el Derry Libre”

Sin prisa caminamos por Bogside hasta la catedral católica, St Eugene’s Cathedral divisando las murallas de Derry antes encerraban otra ciudad, y que hoy están enlazadas con proyectos sociales y deportivos que premian el contacto y el trabajo conjunto de católicos y protestantes.

El sol desciende y volvemos hacia el río para fotografiar el Peace Bridge “Puente de la Paz”, inaugurado en 2011 y parece una oda arquitectónica a la historia de Derry. Su forma sinuosa quizá invita a reflexionar si son de verdad tan curvilíneos los caminos para llegar a la paz. Tanto de día como de noche su presencia embellece el paisaje, e invita a cruzar a la parte este del río Foyle para ver -como siempre- las cosas en perspectiva.

Pubs célebres de Derry

Aconsejados por locales llegamos con mucha sed al pub Peadar O’Donnells (en Waterloo Street), sin duda el más célebre, animado y peculiar. Lo díficil en Peadar O’Donnells es descansar la vista, que no sabe si precipitarse en los surtidores de cerveza en busca de una Guinness (u otras opciones como Hop….), o asistir atónito a la amalgama de causas perdidas, hermanamientos y cierto punto folclórico de las banderas, lemas y demás elementos decorativos de las paredes y el techo.

Entrada al mítico Pub Peadar O'Donnell's de Derry
Entrada al mítico Pub Peadar O’Donnell’s de Derry

Oficina de turismo de Derry

La oficina de turismo está situada al sur del centro histórico, a 5 minutos de las murallas, en la calle Foyle Street 44. Cuenta con baños, WIFI y mucha información para conocer Londonderry y los principales puntos de interés del Oeste de Irlanda del Norte. También es posible comprar allí las entradas para los museos y transporte para moverse por la ciudad.

Mapa de las murallas de Derry
Mapa de las murallas de Derry

Donde dormir en Derry

Nosotros dormimos en el City Hotel, en Harbour Square, frente al Guildhall y el Peace Bridge, con unas vistas inmejorables del río.

Como llegar a Derry

Desde España lo habitual es volar al aeropuerto de Belfast y desde allí tomar un transfer operado por Airporter que os dejará en la estación situada a unos quince minutos a pié del centro, y a donde podéis llegar en un paseo o con un taxi. Otra opción es llegar en tren desde Belfast o Dublín, alcanzando la estación de trenes que está en la orilla opuesta a la oficina de turismo.

Como moverse

Andando por la ciudad de Derry nos sentimos como el gigante Finn McCool y su leyenda de la Calzada de los Gigantes, porque realmente el centro es pequeño y se recorre a pié sin problemas, y sin necesidad de transporte.

Lugares y monumentos imprescindibles en la visita a Derry

– Paseo por las murallas, patrimonio de la Humanidad

– Guildhall con sus lujosos salones

– Recorrido por el Tower Museum para conocer la historia de la ciudad de Derry

– Contemplar Derry de noche desde el Puente de la Paz

– El Asilo de Pobres

– Murales de Bogside y Museo Ulster Free

Excursiones desde Londonderry

Desde la agradable Derry tenemos al alcance varias de las excursiones más interesantes del Norte de Irlanda, recorriendo la costa (Causeway Coastal Route) a la búsqueda de escenarios de la serie Juego de Tronos como en DownHill, el mirador de Gortmore para otear el mar junto a la escultura del Dios Manannan Mac Lir, la impresionante formación geológica de la Calzada de los Gigantes (Giant’s Causeway), castillos como el de Dunluce o Carrick a Rede, el puente colgante más impresionante de toda Irlanda.

Gracias a VisitDerry y Karen por el soporte y la organización, así como al City Hotel y en general a todos los habitantes de Derry que nos saludaban cuando veían nuestra cámara de fotos, sin olvidar a los guías de la visita a las murallas, al Guild Hall, al Tower Museum y al Free Ulster Museum. Thanks a lot, Derry!!

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.