Senderismo con niños en Lobios, Orense

La cascada de Corga da Fecha, un espectáculo en invierno. Posee numerosas pozas de agua cristalina, ideales para bañarse (con mejor tiempo).
La cascada de Corga da Fecha, un espectáculo en invierno. Posee numerosas pozas de agua cristalina, ideales para bañarse (con mejor tiempo).

Un fin de semana invernal en un lugar de Galicia de lo más singular, en la menos conocida provincia de Orense, que esperamos ir descubriendo poco a poco. Esta vez de la mano de una madre apasionada, Patri, que nos transmite, a través de sus palabras, la ilusión de viajar con niños, de descubrir desde su mirada paraísos cercanos.

______________

Orense es una provincia que vale la pena visitar. Y esta vez, para celebrar el cumpleaños de Fer, mi marido, la idea era visitar el Parque natural “Serra do Xurés”, en Lobios, casi en la frontera con Portugal. Con tan sólo un par de días por delante, decidimos pernoctar en Lobios y movernos solamente para hacer un par de rutas de senderismo fáciles, para poder llevar a los niños, Marta y a Pablo. Salimos el viernes 11 de enero después de comer, muy, muy ilusionados, sobre todo los niños. ¡¡Ojalá que nieve en algún momento del viaje porque es lo que más ilusión les haría!!. No pararon de preguntar: ¿cuándo llegamos? Lo mismo que hacíamos nosotros cuando éramos pequeños.

La ruta es: Santiago-Orense-Celanova-Bande-Lobios. Paramos en el camino en Celanova para merendar y a estirar las piernas, que ya hacía falta. Ya de noche, en Bande tomamos el desvío a Lobios. Para llegar al pueblo hay que cruzar parte del Embalse de Lindoso, que es tan grande que hay multitud de puentes para cruzarlo. Por cierto, en este embalse es donde quedaron al descubierto casas de una antigua aldea. Una vez en Lobios, encontramos fácilmente los apartamentos Via Nova. Allí nos esperaba Carlos, el dueño. Muy amablemente nos recibió y nos facilitó información turística de la zona imprescindible, además de dejarnos un mapa muy, muy útil para hacer nuestras rutas de senderismo. El apartamento es muy cómodo y confortable: una cocina-salón con un sofá-cama, cuarto de baño y dormitorio. Además de la calefacción tiene una chimenea. Hace mucho frío, pero en el apartamento se está genial. La primera noche cenamos allí en el apartamento y a descansar para el día siguiente….

En estas termas públicas, las aguas humeantes termales manan a 77º y se mezclan con las más frías del río Caldo, uno de los ríos termales mejor conservados de Galicia. La foto es en verano, pero es posible bañarse en invierno.
En estas termas públicas, las aguas humeantes termales manan a 77º y se mezclan con las más frías del río Caldo, uno de los ríos termales mejor conservados de Galicia. La foto es en verano, pero es posible bañarse en invierno.

Por suerte y en su línea, Marta y Pablo se despertaron muy temprano. Desayunamos y a las 9:00h ya estábamos camino del Balneario de Lobios (a unos 5 kms.). Primero dimos un pequeño paseo en coche hacia la frontera de Portugal y vimos una cascada preciosa, que dicen que es la más grande de Galicia. Al lado mismo del Hotel Balneario Vila Termal de Lobios hay unas termas naturales de agua caliente, muy caliente. Los niños estaban deseando bañarse… Dimos un pequeño paseo por los alrededores y decidimos hacer la Ruta da Corga da Fecha; que empieza justo al lado del Hotel Balneario. Esta ruta conduce hacia la cascada que vimos anteriormente. Decidimos hacer solamente la mitad (aproximadamente 4 Km.). Los caminos y senderos son preciosos y los niños están ilusionadísimos con los charcos y las hojas caídas de los árboles. Fue un paseo muy sencillo y llevadero para ir con niños. A medio camino, está el fondo de la cascada que solo Fer pudo ver porque había que meterse dentro de las rocas del río para verla bien. Aunque la ruta seguía, decidimos dar la vuelta pero, esta vez, a lo largo del río por un camino distinto por la orilla del río. Un río con aguas cristalinas y lleno de piedras. Un paraíso lleno de tranquilidad y paz. ¡Qué afortunados estar allí los cuatro!…

Después del paseo, un baño en la termas. A Marta y a Pablo les encantó bañarse en las termas en pleno invierno. Después de mucho insistir, por fin salieron del baño y pudimos dar un pequeño paseo en coche. Esta vez subimos al Santuario de la Virxen do Xurés. ¡Unas vistas impresionantes! Mucho, muchísimo frío y mucho aire. Allí cerca empieza una ruta muy apetecible, tan solo de 45 minutos pero se nos hizo tarde y decidimos comer pronto para hacer la “Ruta dos Muíños” (Molinos) por la tarde. Comimos en el pueblo de Lobios en un restaurante que ofrecían mucha variedad. El pueblo no es muy grande pero hay suficiente oferta de restaurantes para comer (carne de caza, pulpo, pinchos, pizzas, etc.).

La Ruta de los Molinos del Río Mao es de gran belleza natural y el estado de conservación de los molinos es admirable.
La Ruta de los Molinos del Río Mao es de gran belleza natural y el estado de conservación de los molinos es admirable.

Acabamos temprano y nos fuimos hacia la Ruta dos Muíños del Río Mao. La ruta es espectacular. Es una ruta circular de unos 4 km. En su primera parte tiene unas “corredoiras” (senderos) preciosas y unos caminos anchos que descienden hacia el río. Cuando alcanzamos el río, la ruta discurre por un sendero muy estrecho, pasando al lado de 12 molinos. El riachuelo es espectacular con aguas cristalinas y saltos de agua a cada paso. El sendero asciende y desciende de un molino a otro. La verdad, esta ruta no tiene nada que ver con la anterior, y para ir con niños no es la más apropiada pero con mucha paciencia y tranquilidad, paso a paso, fuimos alcanzando cada molino e incluso descansando dentro de alguno. Para darle emoción a la tarde, empezó a llover y, en algún momento, llegamos a pensar “¿dónde nos metimos con los niños?”. Ellos, sin embargo, seguían la ruta sin protestar y resistieron valientemente. La última parte de la ruta es mucho más sencilla y llevadera. ¡Hasta vimos vacas “cachenas” (vacas pardas de grandes cuernos puntiagudos) sueltas por el monte! Al terminar la ruta, como premio bien merecido, los niños se volvieron a bañar en las termas incluso con lluvia. Ya muy cansados después de hacer dos rutas, nos fuimos al apartamento, a ducharnos, un poco de descanso y a cenar tranquilamente para acostarnos pronto.

Madrugadores como siempre, as las 10h. ya estábamos en Allariz. Lo primero un café porque el día estaba muy, muy frío. Callejeamos por la zona vieja de Allariz, paramos en una pastelería a comprar postres típicos, pero a causa del frío decidimos ir a comer a otro lugar. A la hora de comer llegamos a Lalín, donde paramos a comer. La verdad no había mucha gente por las calles y el pueblo estaba tranquilo. Por cierto, no se puede ir a Lalín sin parar a pasear por las Fragas de Catasós (fraga: bosque espeso). Ya por la tarde, a casa para descansar. ¡Ah! la nieve no la vimos en todo el viaje. A ver si en otra ocasión tenemos mas suerte. Pero bueno, en todo caso una bonita celebración de cumpleaños. ¡Felicidades Fer!, y Os esperamos por Lobios para hacer esta ruta y muchas otras más por la provincia de Orense.

Mapa de Lobios (Orense)

Te ha gustado? Comparte este viaje !

1 comentario de “Senderismo con niños en Lobios, Orense

  1. Me parece una ruta interesantísima que tal y como la describes, sin duda la haré pronto. Es de gran ayuda para todos los que buscamos fines de semana diferentes 🙂
    Yo estoy comenzando a escribir un blog y entre otras cosas, también describo las rutas que más me gustan.
    Por si te interesa conocer A Illa de Arousa, te paso el enlace 🙂
    http://fourmiga.com/2017/04/13/un-paseo-en-bici-por-el-paraiso/
    Muchas gracias por toda la información que aportas! Saludos!

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.