Ruta por balcanes 6. Este de Eslovenia. Maribor y Ptuj

El viaje por los Balcanes pasaba ya su ecuador, y tras dejar Bulgaria, Serbia y Croacia, nos tocaba pisar otro país…Eslovenia. De nuevo optamos por el tren como opción de viaje, si bien en Maribor, nuestra primer destino en Eslovenia, nos esperaba un coche de alquiler para recorrer los principales puntos de este inmenso pulmón verde que es Eslovenia.

Para alcanzar Maribor tuvimos que hacer un pequeño desvío vía Liubliana, y es que ante nuestra sorpresa no había ni tren directo ni autobús que conecte Zagreb con la segunda ciudad eslovena. El ferrocarril nos dejó en la estación de Liubliana y allí hicimos el cambio para tomar un tren interno que nos dejó en Maribor.

Río Drava surcando Maribor
Río Drava surcando Maribor

Sin sorpresas aparecimos por la pequeña ciudad bañada por el río Drava, con montañas acumuladas de nieve aún en las calles de Maribor, y con una nube constante amenazando lluvia.

Que ver

Maribor en sí no es una ciudad que nos vaya a dejar deslumbrados por sus monumentos. De hecho conviene verla sin expectativas, descubriendo lugares agradables en el paseo del río, en los pubs de las calles peatonales. sin embargo es el punto ideal para organizar el campamento base para la visita al este de Eslovenia.

Algunos de los puntos más interesantes de esta ciudad que fue capital cultural europea en 2012 son el viñedo más longevo del mundo, la iglesia franciscana, el castillo museo, la sinagoga, la torre del agua junto al río, la catedral, el ayuntamiento y la torre de la Justicia. Fue una lástima el tiempo gris y lluvioso porque Maribor luce mucho más bonita con sol.

En la oficina de turismo se esmeraron por proporcionarnos información, mapas y rutas para recorrer. Allí mismo está la iglesia más interesante de la ciudad, y no es la catedral, sino la Iglesia Franciscana, que con sus ladrillos rojos nos recuerda el pasado del imperio austro-húngaro de Eslovenia.

Ya con toda la información útil buscamos nuestro alojamiento. Pernoctamos en el Hotel Uni, un B&B correcto, pero cuya localización no es nada fácil. Dimos unas cuantas vueltas, preguntamos a gente en varios comercios, y al final vimos que estaba en un portal que daba a una calle un poco escondida.

Como Maribor es pequeña iniciamos un paseo tranquilo por la ciudad, empezando por la orilla del río que es donde se hallan algunos de los monumentos destacados.

La planta de uva más vieja….

La planta de vid es considerada es la más vetusta del mundo según el record Guiness. Con más de 400 años representa la estirpe de un tipo de uva muy noble, y que para nuestro desconocimiento, produce unos vinos de excelente calidad. Las dataciones de expertos en genética de París, además de una serie de pinturas de 1657 y 1681, que se conservan en el museo provincial de Graz, confirman la tesis de que esta vid es la más antigua del mundo. En las pinturas se ve la vid en la casa ubicada en la calle Vojašniška ulica 8, donde hoy hay un pequeño museo, una tienda y se llevan a cabo catas de vino.

De esta planta se recogen unos 50 kg de uva, con los que se producen unas 100 botellas de vino al año, que se han convertido en un regalo selecto y caro.

La sinagoga y la torre del agua están en el mismo paseo por el río, y debido al horario no pudimos visitarlas por dentro. Como ya era de noche volvimos al centro histórico, seguiendo con la tradición de degustación de cervezas, siendo esta vez la cerveza eslovena Laško la que nos sació la sed. Paseamos por la plaza Trg Leona Stuklja y por la zona de bares de la calle Postna Ulica antes de ir a cenar a….

Mapa de Maribor

Mapa de Maribor
Mapa de Maribor

Al día siguiente nos dirigimos a Ptuj, a unos 30 km de Maribor, y considerada la localidad más antigua de Eslovenia. La lluvia nos perseguía y durante toda la visita a Ptuj no nos libramos de ella. Bien pertrechados de ropa de agua visitamos el centro que conserva su forma medieval, con el castillo en lo alto de la cima. Desde arriba tenemos una vista estupenda del pueblo, con la iglesia “pinchando” el cielo esloveno.

Vista de Ptuj desde el castillo
Vista de Ptuj desde el castillo

Aún nos quedaba mucho que ver en Eslovenia, con su capital Liubliana, el castillo de Predjama y las cuevas de Postojna, pero todo esto en el próximo relato del viaje por Balcanes.

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.