Ruta Gastronómica por Bilbao

Bilbao ha mudado de piel, ya no es la ciudad gris de antaño, ahora el gris se ha convertido en un brillante metálico. Bilbao conserva muchas tradiciones que se entremezclan con lo más moderno, creando una fusión de contrastes que se aprecian en todos los aspectos de la villa.

Y como no, en lo que al paladar se refiere, también nos ofrece esa encrucijada de sabores. Algo que a los miles de viajeros que eligen el “botxo” como destino, les atrae fuertemente. Y es que la gastronomía sigue siendo uno de los puntos fuertes de Bilbao y alrededores, y por ello, haciendo un homenaje a la ciudad que me vio nacer, decidí realizar una Ruta Gastronómica por Bilbao.

Amo la gastronomía, la tradicional y la moderna, así que ésta vez voy a combinar ambos estilos para aquellos viajeros, que como yo, disfruten de los dos “Bilbaos”.

Atraída por la fascinante historia de la Pastelería Martina de Zuricalday, decidí asomarme por uno de sus cuatros establecimientos. Allí, en Doctor Areilza 38, en una de las arterías de Bilbao, se encuentra el obrador de la Pastelería más antigua del País Vasco, y probablemente de España. Que mejor forma de empezar la mañana que con un un desayuno en la Pastelería con mas solera de Bilbao!!!!

DSC00874

El apetitoso olor a pasteles y a mantequilla, nos recibe junto a Nikole Bayo, que forma parte de la sexta generación de la familia al frente de las artesanales pastelerías.
Es un placer escucharla cuando cuenta anécdotas de algunos de sus clientes, muchos herederos de aquellos clientes del siglo pasado que inculcaron la cultura del dulce en sus hijos y nietos.

Nikole, nos relata como en 1830 comienza la andadura de Martina de Zuricalday en la Calle Correo del Casco Viejo bilbaíno, desde entonces, su legado ha sido conservado hasta hoy en día. En sus palabras se puede percibir el orgullo de su antecesora, una mujer luchó contra viento y marea para que sus recetas perduraran hasta hoy en día. Desde aquellos principios, los Zuricalday, siempre han trabajado con un producto 100 % natural, algo que se ha convertido en una de sus señas de identidad.

DSC00883

DSC00879

Y una de esas recetas es el Bollo de Mantequilla, un pastel que sólo encontramos en esta zona y que muchos bilbaínos echan de menos cuando se mudan lejos de Bilbao. La historia de este manjar de los dioses es maravillosa. Dicen que es una versión del Bollo Suizo, traído desde un pequeño pueblo suizo por dos pasteleros. Cuentan que en alguna ocasión esos bollos se quedaron algo secos y se rellenaron de mantequilla para darles jugosidad. No se sabe muy bien quién fue realmente el inventor de este dulce, pero no nos extrañaría que hubiera sido aquella joven Martina, que además de expandir su negocio al ensanche bilbaíno, tuvo nada más y nada menos 14 hijos. Y a pesar del paso del tiempo, los sucesores de Martina han continuado elaborando recetas de 1830, pero los tiempos evolucionan y Nikole, junto con su hermana Marta han apostado por innovar y adaptarse a los tiempos.

DSC00869

Sabemos que nuestra anfitriona ha hecho un gran esfuerzo para recibirnos, ya que son fechas de trabajo frenético, las comuniones, bautizos y bodas copan gran parte de la agenda pastelera, y no nos extraña!!! Que postres y tartas más bonitas elaboran!! Prometo contar con vosotros para futuros eventos!!

DSC00884

Tras un buen rato charlando con Nikole, se percibe que todos los que componen Martina de Zuricalday son una gran familia, en la que los maestros paseteleros y el resto del equipo hacen que sea un gusto visitarlos.

Con un inolvidable sabor de boca, continuamos nuestra ruta, nos vamos con un “Gero arte”, hasta pronto Nikole!!!

Vamos a dar un giro de 180 grados, y vamos a resetear nuestro paladar. Atención amantes del QUESO, si venís a Bilbao no podéis dejar de visitar el Templo del queso, en la Calle Alameda Urquijo 35, se encuentra La Manducateca.

DSC00926

Si, lo se, os preguntáis de dónde proviene este nombre, ¿verdad?, pues nuestra anfitriona Iratiz Garay, nos lo contó amablemente. La manduca significa comida o alimento, así que que mejor definición de un lugar dónde hay alimento, uf, y que alimento!!!!

Nada más entrar nos cautivan sus expositores con numerosas cervezas, vinos y quesos. Todo un lujo para nuestros sentidos y para los viajeros que siempre optan por un buen queso como souvenir.

En este paraíso de los sabores encontramos variedades exquisitas de todo el mundo, y como no podía ser de otra manera, del País Vasco. En Euskadi no sólo hay Idiazabal, por eso os animamos a degustar otras maravillas como el queso Gutizia, su sabor es indescriptible, único, mágico…Nos llama la atención un queso con una textura maravillosa, suave pero intenso a la vez, es el Bucaro Azul, un queso elaborado en Rota, que no nos deja indiferentes. Pero además en La Manducateca tienen quesos como el Apenzeller, un queso suizo con gusto fuerte y refinado; el Comté, queso de vaca francés; el Shropshire, es un queso azul británico muy interesante y así podríamos seguir pasando por el Pecorino, Morbier, Munster…..

DSC00895

DSC00909

No nos resistimos a degustar alguna de sus variedades como el Queso Gouda L´amusse, un queso suizo de cabra que puede formar parte de un buen desayuno o ser el protagonista en una comida entre amigos. Solamente puedo decir ESPECTACULAR!!!

Y cual es la mejor forma de acompañar estas manducas, pues sin duda una rica cerveza. Allí ,Iraitz, os puede asesorar cuál es la que mejor combina con los quesos. Hay cervezas para todos los gustos, desde las más suaves hasta las más “heavys”, cervezas artesanales elaboradas en casi cualquier lugar del mapa. Aunque si eres más de vino, no tienes problema, también encontrarás vinos de producción reducida, caldos exclusivos que completarán tu menú.

La Manducateca tiene un don especial, y es que allí no sólo se compra queso, allí se compra EL QUESO. Es una pequeña biblioteca de este producto, no te irás de allí sin saber un poco sobre su origen, su elaboración, y sobre todo su sabor. En función de tus gustos o necesidades te indicarán cual es la mejor elección. Eso sí, no vayáis con prisa, todo lleva su tiempo, y elegir un buen producto requiere un ratito en La Manducateca.

DSC00924

Y si te gusta sorprender a los tuyos, que mejor forma que regalarles un Bono regalo con una experiencia única, una CATA de QUESOS. Habitualmente organizan catas originales en las que los asistentes pueden disfrutar de un buen rato rodeados de muy buen rollo y muy buen producto.
Además es posible personalizar una cata privada, son expertos en organizar eventos para despedidas y grupos que buscan algo diferente y divertido para celebrar cualquier momento.

Nos quedaríamos un buen rato, pero no cesa de entrar gente en busca de las delicias de la Manducateca y nuestra ruta debe continuar. Nos despedimos con nuestros souvenirs queseros dejando atrás este innovador lugar.

DSC00888

Muy cerquita de allí, y de la emblemática Alhondiga, hoy en día Centro Azcuna se encuentra otro lugar que nos cautivó, Empanadas and Co. En nuestra ruta estamos conociendo la gastronomía con más arraigo de Bilbao, pero también sabores diferentes, y formas de degustarlos distintas.

Por ello hemos llegado a Alameda San Mamés, 34, aquí está Pablo, un argentino con media vida en España, al que el destino le ha traído a Bilbao. En Pablo vemos a una gran persona, además de un amante de su país. Lo demuestra en la elaboración de las mejores empanadas argentinas de la zona.

Podríamos definir este lugar como un “despacho de empanadas”, ya que es una especie de take away, la gente viene, elige su especialidad y se va. Pero mientras estamos allí vemos que llegan fieles clientes que deciden hacer su amaiketaco con las elaboraciones de Pablo.

DSC00942

En el pequeño local podemos encontrar desde los famosos alfajores o dulce de leche hasta vinos y cervezas traídas desde Argentina. Pero las grandes protagonistas son ellas, las empanadas. Un aroma indescriptiblemente delicioso impregna el lugar, ya que aquí el horno no para. Es un verdadero placer degustar una empanada recién hecha por nuestro maestro.

En Empanadas and Co, encontramos esta deliciosa masa tierna rellena de sabores dulces, salados o mezclados, ideal para saciar nuestro apetito, podemos encontrar las famosas Criollas, Campera, Caprese, Pascualina… hasta una en honor a la tierra vasca, la Txapeldún (rellena de Idiazabal).
Sabores que pueden formar parte de cualquier evento ya que ellos se encargarán de preparar los productos para que tu celebración sea un éxito, y además te lo llevan a casa, que más se puede pedir!!!

DSC00938

DSC00940

Además Pablo nos contó un secreto durante nuestra visita, muy pronto abrirá una pizzería muy cerquita de aquí, una pizzería de verdad, así que te deseamos toda la suerte del mundo, seguro

que iremos a visitarla!!!

Y para terminar nuestro peregrinaje por Bilbao, nos apetece cerrar este viaje gastronómico en uno de los lugares más emblemáticos de Bilbao, el MERCADO DE LA RIBERA.

Hacía muchos años que no me dejaba caer por aquí, y la nostalgia se apoderaba de mí, estaba expectante, ya que sabía que lo habían remodelado. Una vez allí veo que han cambiado muchas cosas, todo es más moderno, pero la esencia está ahí, el producto también. Es un auténtico placer para los amantes de la cocina dejarse caer por aquí.

DSC00948

Los productos se ven frescos, los colores lo delatan, el brillo del pescado, la jugosidad de la carne, y el alegre colorido de los frutos y verduras componen un arco iris maravilloso.

bilbao-vizcaya

Paseamos un rato entre sus puestos, los amables comerciantes nos dejan fotografiar las estupendas viandas, y mientras nos alejamos de la zona de venta vemos a lo lejos un espacio al más puro estilo de Mercados como el de San Miguel en Madrid. Una zona de picoteo, en la que numerosos bares comparten espacio ofreciendo pintxos y raciones a los visitantes.

DSC00977

DSC00975

Pero mi olfato gastronómico me lleva un poco más lejos, voy a entrar en el RESTAURANTE LA RIBERA, en la planta más baja del Mercado. Allí se respira algo especial, no se, es una sensación de estar en un sitio diferente. Nada más entrar la música me envuelve, uno de los protagonistas del restaurante.

La Ribera es una fusión entre lo más tradicional y la bendita vanguardia, tanto en lo gastronómico como en la decoración. Carol Medina, responsable de eventos del local, nos recibe desvelando secretos de cada rincón, uno de los más solicitados en la galería de mesas que se apostan en la cristalera del restaurante. Es uno de los rincones más solicitado nos cuenta, no nos extraña, degustar uno de sus menús junto a la imponente Ria es todo un lujo para la vista.

DSC00988

Pero en la Ribera hay muchos atractivos, su txoko en uno de los corner del establecimiento, es un pequeño homenaje a los tradicionales txokos que hay en el País Vasco, un tranquilo lugar en el que se puede comer durante la visita. Los aperos de labranza, junto con una cuidada decoración hacen que sea otro punto fuerte del restaurante.

Pero todo la Ribera en sí atrae, la zona de picoteo dónde decidimos degustar algunas de sus raciones, dota al local de un ambiente más informal. Y allí es dónde decidimos probar algunos platos elaborados por sus cocineros. Hay que destacar que al frente de la cocina se encuentra Joseba Zuazo, gran chef que nutre a los viajeros de sabrosos y elaborados platos diariamente.

Mientras el jazz se asoma por nuestros oídos saboreamos una deliciosa ensalada de ventresca, acompañada con unas ricas tostada de pan con tomate y jamón ibérico. Las patatas bravas también nos seducen y decidimos que completen nuestra visita. Y mientras observamos que en la Ribera hay un amplio programa musical, prácticamente todos los fines de semana en diferentes horarios podemos disfrutar de la buena música mientras comemos. Sin duda la combinación de gastronomía y música es un gran acierto y plato fuerte de La Ribera.

DSC00996

DSC00995

DSC00993

Además en el local se celebran numerosos eventos culinarios, jornadas y degustaciones aptas para todos los públicos. Pero Carol guarda un as bajo la manga, y nos enseña un rincón exclusivo para algunos, en el que se puede degustar la gran cocina de Zuazo mientras vemos como se gestan nuestras recetas en los fogones de La Ribera.

DSC00998DSC00997

Salimos encandiladas de este mágico lugar, y con la promesa de volver para realizar una comida a la carta, una opción que ofrece el restaurante, bajo reserva. Y es que aquí podemos elegir el producto que queramos de la Plaza del Mercado, para que posteriormente nos lo cocinen en el restaurante, vamos, de la plaza a los fogones, más fresco imposible.

Ha sido una jornada maravillosa, en buena compañía y maravillosos anfitriones, que nos han mostrado un poquito más de nuestro amado Bilbao, más allá de lo típico, saboreando gratos alimentos en lugares con mucho encanto.

Agradecemos a Nikole Bayo, gerente de la Pastelería Zuricalday, su tiempo, su dulzura y su amabilidad.
Gracias a Iraitz Garay, por tus enseñanzas sobre mi amado Queso.

Muchas gracias y mucha suerte a Pablo, un argentino que sabe hacer las cosas muy bien, enhorabuena!!

Y como no, agradecer a Carol Medina, responsable de eventos de La Ribera, que nos acogió muy amablemente y nos enseñó los mágicos rincones del restaurante.

A todos vosotros miles de gracias.

4 comentarios de “Ruta Gastronómica por Bilbao

  1. Estos Giróspicos son una maravilla, nos llevan a conocer destinos lejanos y esos bellos rincones de nuestra tierra, aconsejan al viajero en detalles y sitios especiales y además como son del buen yantar no tienen problema para probar los distintos platos de los sitios que visitan, gracias, sois estupendos¡¡ Itxaso el paseo por Bilbao muy agradable.

  2. Gracias por toda la información sobre esta ruta gastronómica por Bilbao, una de las ciudades más encantadoras del mundo. Tendré en cuenta tus recomendaciones la próxima vez que visite la ciudad.

    1. Aitor Pedrueza

      - Edit

      Reply

      Gracias por tus palabras Silvia, nos alegramos de que te haya gustado, Bilbao enamora, y su gastronomía también, súper recomendable!!!

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.