Ruta gastronómica por Andalucía II. Dulces de Sanlúcar y vinos de Jerez

Vinos finos y dulces en Sanlúcar de Barrameda

En nuestra pequeña incursión en Sanlúcar de Barrameda, descubrimos una ciudad con muchos encantos. Nada más entrar en la ciudad aparecen por todos los muros soberbias publicidades realizadas con azulejos, letras antiguas que publicitan el despacho de Manzanilla, el vino de Sanlúcar, barriles que indican la entrada a bodegas La Cigarrera, Pedro Romero, Pedro Jiménez, Elías, Solear, …

Vinos de Sanlúcar de Barrameda
Vinos de Sanlúcar de Barrameda

A Roma se va por bulas,

por tabaco a Gibraltar,

por manzanilla a Sanlúcar,

y a Cádiz se va por sal.

De Rota, la tintilla; de Sanlúcar, la manzanilla.

De Rota, la tintilla; de Sanlúcar, la manzanilla; y de Jerez, el que rey de los vinos es.

La manzanilla de Sanlúcar y Los Puertos alegra a los vivos y resucita a los muertos

Bodegas en Sanlúcar de Barrameda
Bodegas en Sanlúcar de Barrameda

En la parte alta, nos recibe el espléndido castillo de Santiago, magníficamente conservado, con su torre vigía, y tras bajar a la animada plaza del Cabildo, decidimos dejar para otra ocasión las patatas pochas o las patatas a la cerveza de las que nos habían hablado, así como los vinos finos, puesto que es hora de merendar. Optamos por los dulces, y nos encontramos con una pastelería artesana antigua, “Dulcería la Rondeña”, que estéticamente nos traslada a otra época, enormes botes de cristal llenos de dulces, cajas de pastas recién hechas. Nada más entrar, nos invaden las mil y una esencias de los dulces de antaño. La atenta dependienta me explica cada uno de los secretos de esos elaborados únicos, ante mi mirada expectante y mis papilas gustativas imaginándose ya paladeando con deleite estas exquisiteces.

Dulces artesanos
Dulces artesanos

La especialidad de la casa es la Masa Real, un pastelito relleno de cabello de ángel, que ya ha pasado a llamarse “Rondeña” en honor a la dulcería que ha elaborado esta receta inimitable. En la bollería andaluza, además de la Masa Real, están las tortas de polvorón, las tortas de almendra, los cortadillos de cabello, los cortadillos de ajonjolí, la bizcochada, los bollitos sanluqueños, las típicas tortas de aceite, …Por supuesto, hay especialidades navideñas, como los roscos de chocolate, las hojaldradas, los alfajores de almendra, las delicias de almendra, los chocoalmendras, además de turrones y mazapanes. En los enormes botes de cristal vemos un colorido de bombones: bolitas de coco, bombones trufados, frutas con chocolate, guindas al licor, naranjas con chocolate, …

Dulces de Sanlúcar, la Masa Real, un clásico
Dulces de Sanlúcar, la Masa Real, un clásico

Como no podemos probarlo todo, aunque querríamos, me decido por los roscos de naranja, los cortadillos de cabello, el mazapán de Cádiz, y como no, la Masa Real. Me doy cuenta de que me he pasado allí demasiado tiempo, tentada por los dulces, y que mis compañeros giroscópicos me esperan desde hace rato para pasear por la plaza del ayuntamiento, impresionante, hermosa, llena de gente.

Mientras paseamos hacia la playa de Sanlúcar, degustamos recreándonos estos dulces andaluces, diferenciando sabores, adivinando ingredientes, descubriendo sutilezas. Mientras tanto, la tarde nos regala una puesta de sol magnífica tras la espléndida extensión de arena y el plácido mar. Todavía tenemos que regresar a Jerez de la Frontera, donde nos esperan otras exquisiteces de la gastronomía de Andalucía.

Noche de tapas y vinos en Jerez de la frontera

La noche de Jerez de la Frontera nos recibe en la ciudad vieja con esa luz que tan sólo existe cuando se refleja en la piedra. Una luz anaranjada, que destaca las formas y realza la nobleza de los monumentos. El patrimonio de Jerez de la Frontera es extrarodinario, y antes de comenzar un recorrido por las callejuelas en busca de las más hermosas construcciones, hacemos la primera parada en uno de los muchos bares-restaurantes que se encuentran en la zona.

Jerez la nuit, magnífico patrimonio
Jerez la nuit, magnífico patrimonio

En el exterior, terrazas llenas de gente animan las calles. A la gente le gusta salir un viernes por la noche y disfrutar de la noche primaveral, mientras se toma unos vinos de Jerez con un casco antiguo único como tela de fondo. Podemos ver una muestra de la belleza monumental de la ciudad incluso en las tabernas. Muchas de ellas tienen diferentes divisiones separadas con arcos y los muros y las mesas decorados con las magníficas composiciones y los colores de los azulejos andaluces de raíces árabes.

Y en medio de toda esta belleza, se alzan barriles de madera que contienen los más deliciosos caldos. En todas las cartas de las tabernas nos presentan los famosos vinos de Jerez. Fino, amontillado, oloroso, Pedro Jiménez …nombres que hemos escuchado toda la vida, pero que apenas conocemos, acostumbrados como estamos a los tintos de Rioja o Ribera del Duero y a los blancos de Albariño, Ribeiro o Godello.

La calidad de los vinos de Jerez, de Sanlúcar de Barrameda y del Puerto de Santa María se debe a la situación geográfica privilegiada y a la bonanza de su clima. La guinda la ponen los vientos de poniente que suavizan las temperaturas y aumentan la humedad.

Vinos de Jerez
Vinos de Jerez

La variedad de los vinos de Jerez es amplia, además de los Generosos de licor y los dulces naturales, se encuentran los más secos y ligeros: los Generosos. El Fino, de color amarillo paja, nos resultó seco y suave, aunque, no sé si por la costumbre o por una cuestión de gustos, pero casi preferimos los vinos más ácidos del tipo de los gallegos citados más arriba.

El Manzanilla, más típico de Sanlúcar de Barrameda, es también de color amarillo, y aunque es seco como el Fino, su aroma es mucho menos almendrado. La graduación aumenta en el vino Amontillado, de color ámbar, que llena el paladar. Pero uno de mis favoritos resultó ser el Oloroso, con la mismos grados que el Amontillado (entre 17º y 22º), un vino con mucho cuerpo y un aroma intenso. Nos faltó por degustar el Palo Cortado, que parece que es como una amalgama del aroma del Amontillado y del cuerpo del Oloroso.

Jerez la nuit
Sencilla tapa, pero muy rica

El maridaje con algunas de las especialidades gastronómicas que pedimos era perfecto. Parece que se estilan las tapas de alcachofas con anchoas, o bonito en vinagreta. Queríamos buscar las deliciosas tortillitas de camarón, pero parece que son típicas de Cádiz (les contamos en otro artículo nuestra visita a la ciudad de Cádiz), y aunque también las hay en Jerez de la Frontera, se encuentran menos. En la siguiente taberna, instalados en una agradable terraza, volví a repetir el Oloroso, me había dejado un buen sabor de boca. Y lo combinamos con una tapa de deliciosas croquetas de queso. Desde luego, en Andalucía en lo que se refiere a tapas, hay donde elegir.

De tapas por Jerez
De tapas por Jerez

Entre unas tapas y otras, fuimos recorriendo Jerez de noche, las plazas, la catedral, los monumentos iluminados, y ese silencio nocturno, una visión de la ciudad diferente a la que tendríamos al día siguiente, igualmente bella. Al final de la noche estuvimos tentados de entrar en una curiosa taberna que presentaba un cartel con forma de carta: “La Cantinita del Amor”, especialidad en comida callejera y declaraciones. Toda una invitación gastronómica a los confines de la noche…y del amor.

La Cantinita del amor, en Jerez de la Frontera
La Cantinita del amor, en Jerez de la Frontera

Al día siguiente, nos levantamos rumbo a otro viaje esperado, el sur de Portugal, el luminoso Algarve. Pero antes, aún disponíamos de una mañana para recorrer algunos de los pedazos de Jerez que nos habían quedado sin descubrir. Antes de contemplar la catedral y la iglesia de San Miguel de día, de pasear por las plazas y callejuelas por las que transitamos la noche anterior, y de pasar por las bodegas de Tío Pepe – que dejamos para la próxima ocasión -, decidimos ir a la zona del mercado de Abastos y comenzar el día con un buen desayuno.

Deliciosos churros para desayunar
Deliciosos churros para desayunar

Unos deliciosos churros que se venden en el kiosko de enfrente, en el que se forman unas tremendas colas, y un café sentados junto a los habitantes de la ciudad que han tenido la misma idea que nosotros. Aunque nos damos cuenta que los sábados la gente tiene por costumbre venir al mercado de compras y a desayunar churros sentados plácidamente en una terraza a disfrutar de la mañana primaveral con vistas a un trocito del patrimonio de la magnífica ciudad de Jerez.

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.