Ruta por el Canal de Garona, prolongación del Canal del Midi

El Canal del Midi y el del Garona son postales de ensueño
El Canal del Midi y el del Garona son postales de ensueño

Una lengua serpenteante de agua recorre uno de los paisajes más bellos del sur de Francia, las tierras del Tarn y Garona, perdiéndose más allá del horizonte en el que se posan nuestras miradas. La estampa es magnífica, en cualquier momento del día, ya que la luz siempre juega a reflejarse en las aguas y a proyectar sombras al son del movimiento de las hojas de los árboles que viven en las orillas. A veces se refleja el azul del cielo en el río Garona y las aguas cambian de color dejando que paseen por ellas nubes pasajeras que crean simpáticas figuras en movimiento. Otras veces, la lluvia fina se cuela entre las hojas de los plátanos y las exclusas omnipresentes, y el Garona se convierte en una larga senda de plata.

Paseantes caminan despacio al son de esta aguas que parece que tampoco tienen prisa. En realidad nadie está apurado en el Canal des Deux Mers, podría decirse que a lo largo de los 800 kilómetros que surcan el sur de Francia el tiempo no existe. La gente pasea por los caminos interminables, y no piensa en el largo trayecto que les espera; pareciera que precisamente buscan perderse en este mundo sin tiempo.

A cada momento pasan aventureros montados en sus bicicletas, la brisa del Garona refrescándoles el rostro, pedalean sin apuro. A ellos también les da igual el tiempo, no tienen prisa por llegar a ninguna parte, sólo quieren hacer girar esas dos ruedas que los llevarán por paisajes desconocidos. La consigna es seguir casi siempre las aguas del Garona, sin apenas apartarse de ellas.

Gente por el paseo del Lago de Saint-Ferréol, donde se encuentra el sistema de alimentación del Canal, a 60 km al sureste de Toulouse.
Gente por el paseo del Lago de Saint-Ferréol, donde se encuentra el sistema de alimentación del Canal, a 60 km al sureste de Toulouse.

Ocurre lo mismo con los barcos, grandes protagonistas del Canal del Midi, que surcan despacio el pequeño Canal de Garonne, esa parte del canal que discurre por el departamento del Tarn y Garona. Parece que ellos tienen menos urgencia aún por llegar a algún lugar, ya que se deslizan tan lentamente por el río, que bicis e incluso paseantes los adelantan. En cada esclusa tienen que esperar pacientes a que las aguas se llenen y alcancen el nivel que les permita continuar su singladura.

Nos internamos en el Canal des Deux Mers para entrar en ese espacio atemporal, con ganas de hacer nuestros los paisajes del Tarn y Garona, queriendo alcanzar algunos de los más bellos pueblos de Francia, buscando esa quietud que define al Canal del Midi. Caminamos contemplando una fotografía tras otra, mientras el Garona repta sosegado sin miedo a desbordarse.

El Giróscopo Viajero en el Tarn y Garona (Tarn-et-Garonne)

A lo largo del Canal del Garonne nos encontramos rincones llenos de belleza
A lo largo del Canal del Garonne nos encontramos rincones llenos de belleza

El viaje giroscópico al departamento de Tarn y Garona, el más pequeño de Francia, convidados amablemente por la Oficina de Turismo de Tarn et Garonne, ha sido todo un descubrimiento. Para viajeros españoles es muy recomendable, ya que se encuentra bastante cerca de España, tanto de Cataluña (se encuentra a 4 horas de Barcelona) como del País Vasco (San Sebastián está a 3 horas 40) por autopista. Es para aquellos que se sientan atraídos por otra forma de turismo, viajando a otro ritmo, sin prisas ni agobios, donde el entorno adquiere un gran protagonismo. Muchos hablan de turismo slow, y bien puede adecuarse a esta zona de Francia.

En el Tarn y Garona se concentran paisajes magníficos, algunos de los cuales recuerdan a la Toscana, un patrimonio arquitectónico y cultural muy interesante, pueblos de entre los más bellos de Francia, ciudades llenas de historia, como Montauban, donde yacen los restos de nuestro presidente de la Segunda República española, Manuel Azaña. Estos elementos, unidos a la posibilidad de recorrer el Canal de Garona en barco, en bici o a pie, descender en canoa por las Gargantas del Aveyron, contando también con una rica gastronomía, y que el departamento no es nada caro, nos encontramos con un destino de vacaciones ideal para ir en familia, en pareja, con los amigos,…

Paisajes del Canal
Paisajes del Canal

El Canal de Deux-Mers: la unión del Atlántico y el Mediterráneo.

El Canal del Midi y el Canal de la Garona

Somos conscientes de que estamos haciendo una pequeña parte del Canal des Deux Mers (Francia): el Canal de Garona. En nuestro viaje de descubrimiento del departamento, decidimos hacer pequeños tramos el Canal del Garonne, a pie y en bicicleta. Dos formas de explorar uno de los encantos que posee este departamento del sur de Francia y de comprender por fin la ingente obra concebida por Pierre-Paul Riquet en el siglo XVII.

Puentes que unen las dos orillas y forman parte del paisaje
Puentes que unen las dos orillas y forman parte del paisaje

El Canal des Deux Mers esta formado por el célebre Cana du Midi (siglo XVII), entre Toulouse y Sete – Patrimonio Mundial de la Unesco -, y del Canal de Garona (S.XIX), entre Toulouse y Burdeos, situado en el Tarn-et-Garonne.

Caminamos admirados a orillas del río Garona imaginando los 241 kilómetros excavados en Francia por el hombre de ese Canal des Deux Mers, miles de obreros construyéndolo, plantando los 45 mil árboles para asegurar las orillas, y las 350 auténticas obras de arte: esclusas, puentes y acueductos. Tendríamos que recorrer todo el Canal del Midi y el Canal de Garona para darnos cuenta de la magnitud y la complejidad de esta obra del mago Pierre-Paul Riquet, que allá por 1681 inauguraba el Canal del Midi. Y cuyo ingenio puede verse también en la invención del sistema de alimentación del Canal, cuya piedra angular es el lago de Saint-Ferréol, a 60 km al sureste de Toulouse.

Sistema de alimentación del Canal, en el lago de Saint-Ferréol, a 60 km al sureste de Toulouse.
Sistema de alimentación del Canal, en el lago de Saint-Ferréol, a 60 km al sureste de Toulouse.

Es precisamente en Toulouse que el Canal del Midi le da la mano al Canal de Garonne, el sueño de Pierre-Paul Riquet hecho realidad. Abierto a la navegación en 1856, el Canal de Garona continúa hacia las localidades de Montech y Moissac y sigue su camino hacia el oeste, antes de llegar al estuario de la Gironde, final de un recorrido de cerca de 193 kilómetros. El canal de la Garona, que estos días estamos recorriendo, constituye el nexo entre el Mediterráneo y el Atlántico, prolonga el Canal del Midi de Toulouse a Castets-en-Dorthe, permitiendo a los barcos llegar al Atlántico o al Mediterráneo evitando el cauce turbulento del río Garona.

Para la región de Francia del Tarn y Garona es un tesoro que atrae a aquellos amantes del turismo fluvial que van a descubrir sus tesoros escondidos: un rico patrimonio, un paisaje bellísimo, pueblos llenos de encanto y una deliciosa gastronomía.

Obras de arte del Canal de la Garona: puentes-canales, esclusas, pente deau

A lo largo del Canal de la Garona, tal y como ocurre con el Canal del Midi, los magníficos paisajes se suceden, así como ciudades y pueblos en los que hacer una parada. Pero las obras de arte, nos dejan perplejos, una vez comprendido el mecanismo de funcionamiento, que no siempre es fácil de percibir si no se ve cómo funciona en directo.

Puente-canal de Cacor, en Moissac, una obra espectacular, puente y canal al mismo tiempo.
Puente-canal de Cacor, en Moissac, una obra espectacular, puente y canal al mismo tiempo.

Visitamos el puente-canal de Cacor, en Moissac, a unos 20 minutos a pie del centro, una obra espectacular que no habíamos visto nunca antes: un puente sobre el río Tarn que es al mismo tiempo canal. Por lo que en algún momento podemos ver los barcos que navegan por el Tarn y los que circulan por el canal que se cruzan unos por encima de otros. Nos impresiona contemplar esta superposición de aguas, se trata de una obra de ingeniería formidable e inteligente. Algunos ciclistas y paseantes recorren los 356 metros del puente-canal de Cacor con sus 15 arcos de ladrillo y piedra blanca del Quercy.

Y el puente-canal de Cacor no es el único, en total son siete los puentes-canales que permiten que el canal atraviese el Garona y sus afluentes. El más importante es el puente-canal d’Agen, el segundo puente-canal más largo de Francia, pero en esta ocasión no pudimos descubrirlo.

Otra de las obras maestras es la “pente d’eau de Montech”, la insólita obra del ingeniero Aubert, un ascensor para barcos que hace el trabajo de cinco esclusas.

Y por supuesto están las esclusas, cuyo funcionamiento nunca deja de sorprendernos. Un total de 53 esclusas se encuentran en el Canal de Garona para facilitar la navegación. Al lado de cada esclusa están las antiguas casas de los escluseros, muchas de las cuales son en la actualidad parada y alojamiento para ciclistas y caminantes.

Esclusas a lo largo del Canal del Midi y del Canal del Garona
Esclusas a lo largo del Canal del Midi y del Canal del Garona

En bici por el Canal de Garonne, un tramo del Canal de Deux Mers

En uno de los días de nuestro viaje al Tarn et Garonne decidimos alquilar unas bicis para ver el Canal de Garonne desde otro punto de vista. En Moissac, a orillas del río Garona, hay un pequeño negocio de alquiler de bicis, canoas, tablas de paddle surf,…, Randeau Loisirs, donde el amable dueño nos explica el itinerario y nos da el material adecuado para la ruta. Salimos de allí con bicis de paseo, algo pesadas, pero prácticas para el recorrido sin cuestas que hay a lo largo del Garona.

Alquiler de bicicletas, barcas, canoas,...en Moissac
Alquiler de bicicletas, barcas, canoas,…en Moissac

Hay señales de vía verde (“Velo Voie Verte du Canal des Deux Mers”), una cliclovía de más de 200 kilómetros acondicionada sobre los antiguos caminos de halage que ofrece al visitante un marco natural e histórico de excepción. Todo el Canal del Garonne es ciclable desde Castets-en-Dorthe, cerca de Langon, a Toulouse, pasando por Agen, Moissac, Montech entre otros altos en el camino. En realidad se puede ir de Toulouse a Burdeos, y la verdad es que nos entran ganas de planear un viaje para recorrer el Canal de Deux Mers o el Canal de Midi en bici.

Nuestra ruta en bici va de Moissac a Saint-Nicolas de la Grave. Salimos poco a poco de Moissac para seguir el carril bici que bordear el río Garona, ¡un placer para los sentidos!. De pronto la vía parece no tener fin y el tiempo se detiene y nuestra excursión es larga e intensa como aquellos días de verano de la niñez que nunca se terminaban. Ciertamente en el Canal de Deux Mers puede perderse la noción de tiempo y una sensación de paz invade al ciclista.

Ruta en bici va de Moissac a Saint-Nicolas de la Grave, por la vía verde (“Velo Voie Verte du Canal des Deux Mers”
Ruta en bici va de Moissac a Saint-Nicolas de la Grave, por la vía verde (“Velo Voie Verte du Canal des Deux Mers”

La ruta no tiene dificultad, atravesamos esclusas, subimos las escalera – que tienen un carril para subir la bici – para acceder a un puente por el que pasan coches, pero en el que hay espacio suficiente. Las vistas del río Garona son espectaculares. Continuamos un poco más hasta llegar a la reserva ornitológica de Saint-Nicolas de la Grave, allí donde confluyen los ríos Tarn y Garonne, un paraíso natural para pájaros procedentes de distintos lugares del mundo que vienen a anidar. Allí hay un observatorio ornitológico animado por la Sociedad de Ciencias Naturales de Tarn-et-Garonne. Nos quedamos un buen rato observando pájaros de diferentes especies que apenas se dan cuenta de nuestra presencia.

Ruta en barco por el Canal del Midi y el Canal de Garona

Canal del Garonne, lugar de encuentro de barcos, ciclistas y paseantes
Canal del Garonne, lugar de encuentro de barcos, ciclistas y paseantes

Volvemos sobre nuestros pasos montados en nuestras bicicletas con destino a Moissac, un barco se aventura por las aguas del Garonne, sus tripulantes nos observan desde su placidez, un gato recorre la cubierta, nos sorprendemos de su parsimonia. Inconsciente de la idea de que está navegando, el gato marinero continúa con sus hábitos. Siempre me sorprendió ver gatos en barcos de este tipo, hay mucha gente que vive en ellos o que simplemente viajan y se llevan a su mascota. Los mininos ya están acostumbrados.

Cada vez hay más gente que decide pasar sus vacaciones por el Canal del Midi o el Canal de Garona, y no es de extrañar, ya que se trata de unas vacaciones diferentes, a bordo de un barco manejado por uno mismo, descubriendo el magnífico patrimonio que ofrece el Tarn-et-Garonne, así como un patrimonio natural lleno de belleza.

Navegar sin permiso pudiera parecernos complicado, pero nada más simple, ya que la legislación europea ofrece la posibilidad de hacerlo en canales poco frecuentados, donde las condiciones de navegación son tranquilas. Aunque estos barcos miden entre 9 y 15 metros, en realidad son fácilmente manejables y fáciles de pilotar. Los que se dedican al alquiler de barcos ofrecen una pequeña formación por el Canal del Midi o de la Garonne, pero es simplemente hasta las primeras esclusas.

Si desean hacer una ruta en barco por el Canal del Midi o de la Garona, escríbannos
Si desean hacer una ruta en barco por el Canal del Midi o de la Garona, escríbannos

Viendo los barcos pasar por el Canal de Garona, nos entran ganas de hacer una ruta en barco de una semana – parece ser el tiempo mínimo para alquilar un barco por el Canal del Midi o de Garonne es de una semana -. Realmente puede convertirse en una experiencia inolvidable, adentrarnos en ese espacio sin tiempo, días de tranquilidad, con paradas en algunos de los más bellos pueblos del Tarn y Garona: Moissac, Montauban, Castelsarrasin, Montech, …

Paradas en el Canal de Garona: descubrimiento de un espléndido patrimonio

En nuestro viaje por el Tarn y Garona tuvimos oportunidad de conocer los pueblos, ciudades y lugares más destacados del departamento francés. Muchos de ellos nos recordaron a la Francia que conocemos, la Francia de la Provenza y de los Pirineos, del Languedoc-Roussillon, con pueblos de piedra encantadores, con casas de piedra, callejuelas por las que perderse, situados en un entorno paisajístico de gran belleza.

Capiteles del Monasterio cisterciense de Moissac cuyo claustro del siglo XIII destaca por su belleza las influencias ibéricas.
Capiteles del Monasterio cisterciense de Moissac cuyo claustro del siglo XIII destaca por su belleza las influencias ibéricas.

Una de las paradas imprescindibles del Tarn y Garona, por las que pasa el Canal de Garona, es la villa de Moissac, clasificado “Grand Site de Midi-Pyrénées”, etapa del Camino de Santiago de Compostela. Visitamos la Abadía de Saint-Pierre Moissac y su soberbio claustro, ambos Patrimonio de la Humanidad, una auténtica obra de arte del Románico en Francia. Sus cuatro galerías adornadas con 76 espléndidos capiteles en un increíble estado de conservación, nos dejaron atónitos. En Moissac se encuentra también el impresionante puente-canal de 1847.

En nuestro viaje también pasamos por Castelsarrasin, otro de los puertos del Canal de Garona, con su vía verde para andar en bici, pero también es una “ville fleurie”- etiqueta que reciben en Francia los pueblos y ciudades con un rico patrimonio paisajístico, desarrollo sostenible y valorización del turismo -. Podemos ver la belleza de esta villa florida en el parque de Clairefont, el puerto Jacques-Yves Cousteau y otros lugares llenos de flores. No dejen de recorrer las callejuelas típicas de la Edad Media de Castelsarrasin.

El primer día de nuestra estancia en Tarn y Garonne, tuvimos la oportunidad de visitar el otro puerto del Canal de Garonne: Montech, y disfrutar de la gastronomía del sur de Francia en el restaurante “Constant”, llevado por uno de los chefs más célebres de Francia, un magnífico lugar a orillas del canal. En Montech (así como en Castelsarrasin) podemos ver todo tipo de barcos fluviales y embarcar para un crucero por el Canal des Deux Mers. Allí está la famosa “pente d’eau”, una obra única que hace el trabajo de cinco esclusas, permitiendo a los barcos superar una altura de 13,30 metros. Desde Montech dimos un largo paseo a orillas del canal, pasando por puentes y esclusas.

Cena en el Bistrot Constant con el Chef Christophe Marque, en el pueblecito de Montech
Cena en el Bistrot Constant con el Chef Christophe Marque, en el pueblecito de Montech

Otra parada obligatoria en el Canal des Deux Mers es la capital del Tarn et Garonne: Montauban. El Puerto-canal de Montauban está situado a 15 minutos a pie del centro, punto de partida de un paseo a pie o en bici por el río siguiendo hasta Montech. Gracias a la Oficina de Turismo pudimos disfrutar de una gastronomía exquisita en el restaurante “Le Port”, con su magnífica terraza y unas vistas únicas del canal.

La ciudad de Montauban nos enamoró, con ese plan geométrico prototipo de las villas nuevas medievales, las construcciones en las que reina el ladrillo – por lo que Montauban se clasifica entre las “villas rosas del Midi”, y sobre todo la soberbia Plaza Nacional con sus dobles soportales. Un café en esta bella plaza nos dio una idea de la magnífica ciudad comercial que fue Montauban en la Edad Media.

Parada en Montauban, con su soberbia Plaza Nacional con sus dobles soportales
Parada en Montauban, con su soberbia Plaza Nacional con sus dobles soportales

La ruta por el Canal de Garona no hizo más que despertar en nosotros el deseo de recorrer todo el Canal des Deux Mers, quizás en bici o a pie, aunque la idea de hacer un crucero por el Canal del Midi aún nos tienta más. Nos imaginamos ya dentro de un barco surcando las aguas del Garonna, al ritmo que nos imponga el motor, esa dulce lentitud necesaria para pararse a contemplar paisajes y lugares que nos ofrece este canal sin tiempo.

Agradecimientos

Gracias a la Oficina de Turismo Tarn et Garonne que nos ofreció un viaje de descubrimiento, y entre numerosas visitas y actividades, pudimos hacer una magnífica ruta en bicicleta por el Canal de Garona con Randeau Loisirs, en Moissac.

Mapa del Canal del Garona, que se une con el Canal del Midi
Mapa del Canal del Garona, que se une con el Canal del Midi

Reservar un barco, una bicicleta, una canoa,

Para alquilar una bicicleta o una canoa para recorrer el Canal del Midi o el Canal de Garona, para reservar un alojamiento con encanto en el Tarn y Garona o un crucero por el Canal del Midi o por el Canal de Garona, escríbannos: info@elgiroscopo.es, o rellenen el formulario siguiente:

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

 

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.