Portugal

Barcas en los canales de Aveiro en el norte de Portugal. ©Marcela Pérez.
Barcas en los canales de Aveiro en el norte de Portugal. ©Marcela Pérez.

La península ibérica bien podría albergar sólo un país en lugar de dos y así fundirse mejor en Europa, para ser otro puente hacía África y América. Sin embargo, Portugal, la cara de esa Iberia extraña sigue siendo muy desconocida para los españoles y muchos europeos. Las cosas están cambiando y esperamos cambiarlas más aún. Portugal, tan cerca y tan lejos al mismo tiempo, tan atractivo y tan poco apreciado a veces. Portugal posee todo lo que el viajero desea, monumentos e historia, naturaleza y actividades, gastronomía deliciosa y excelentes vinos. Tiene ríos y montañas, volcanes y playas, patrimonio, deporte, aventura y gente amable.

De lo conocido a lo ignoto.

Evora posee un importante pasado romano. Alentejo. ©Iñigo Pedrueza.
Evora posee un importante pasado romano. Alentejo. ©Iñigo Pedrueza.

Si Lisboa, Sintra y Estoril con sus monumentos (arquitectura gótica, manuelina, barroca y contemporánea) su gastronomía (Bacalao de mil maneras, pastéis de nata y mousse de chocolate) y sus fados son mundialmente conocidos, tanto Lisboa como el resto del país tienen mil atractivos.

Ciudades como Oporto (Porto) capital del vino homónimo; Guimarães, Braga, Coímbra o Aveiro, regiones como el Algarve, el Alentejo, Tras-os-Montes, o los archipiélagos de Madeira y Azores tienen encanto, naturaleza y sorpresas para ocupar mil viajes.

Los palacios y las playas se reparten por todo el país, de norte a sur y de este a oeste. Los volcanes sorprenden en Azores y Madeira, con levadas que nos suben a las nubes; el Duero y el Tajo nos llevan hacia España o nos alejan de ella en gabarras encantadoras, la música, el arte y la gastronomía nos encandilan haciendo que nos sintamos como en casa.

Esa cultura universal, la de Camões, Eça de Queiros, Castelo Branco, Pessoa, Amalia Rodrigues, Carlos Paredes, Saramago, Jose Afonso, Lobo Antunes, Manoel de Oliveira, Cardoso Pires, Dulce Pontes y tantos otros. Y todo tan cerca y tan fácil (a no ser que vengamos de América claro está). Además Portugal ha compartido la crisis económica por lo que visitando Portugal colaboramos con la reconstrucción de Europa, permitiendo que las fronteras sean cada vez menos fronteras.

Sejam Bem-vindos em Portugal, venham et disfrutem!

Si desean información sobre viajes en Portugal escríbannos rellenando el formulario.

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono

Asunto

Mensaje

Puente sobre el Duero en Oporto. La ciudad el Porto encandila. ©Marcela Pérez.
Puente sobre el Duero en Oporto. La ciudad el Porto encandila. ©Marcela Pérez.