Museo de las Minas prehistóricas de Gavá Can Tintorer

El Parque arqueológico de las Minas prehistóricas de Gavá Can Tintorer es una de esas “rara avi” que por su singularidad merecería el título de espacio insólito, y por ende ser apreciado como lo que es, una joya. Desgraciadamente su existencia está aún poco difundida, incluso estando a unos minutos en tren de Barcelona.

Galerías de las minas neolíticas de Gava
Galerías de las minas neolíticas de Gava

El yacimiento de las minas prehistóricas de Gavá es el único caso constatado de mina neolítica de la geografía ibérica (y para los expertos el más importante de Europa en cuanto a sus características), y que testimonia la existencia de una explotación con vocación comercial y de trueque, con piezas geopolíticamente verificadas de procedencia de este yacimiento en Andorra (si bien se está trabajando para certificar si otros objetos de variscita del Mediterráneo pudieran proceder de Gavá). 

Los filones de variscita, envueltos en capas de pizarra servían para la confección de joyas que por su color verdoso resultaban muy atractivas. 

Geólogos, ingenieros y arqueólogos coinciden en el despliegue de técnica y diseño en la consecución de la red de galerías, que a varios niveles permitieron extraer los minerales. Su estudio y descubrimiento permitió revisar la historia de las explotaciones mineras, cuyas técnicas se consideraban mucho más actuales. 

Historia del Yacimiento

Como es frecuente, las obras para iniciar un proyecto urbanístico en las afueras de Gava (Can Tinturé) en los años 70, se encontraron con una serie de misteriosas galerías que enseguida alertaron de que se había topado con un yacimiento. La difusión mediática en prensa contribuyó a parar la transformación urbana y los arqueólogos se pusieron manos a la obra.

En 1993 se abrieron las puertas al visitante pero fue en 2007 cuando se culminó el espacio actual, adaptado y protegido por una robusta cubierta que preserva el espacio, sin que la arquitectura moderna intervenga agresivamente en el yacimiento.

El acceso a las galerías de la mina se efectuaba mediante pozos o rampas inclinadas que permitían adentrarse en cavidades excavadas con paciencia durante los mil años en los que aproximadamente estuvo activa la mina.

Gracias a los test de radiocarbono se ha podido datar el periodo de uso de la mina, que comienza hacia el 5.500 a.C. y se extiende hasta el 4.500. Durante este periodo el objetivo esencial era la extracción de calaíta, que agrupa a un conjunto de aluminofosfatos (variscita, metavariscita, variscita férrica y turquesa) utilizados para objetos ornamentales. De forma pareja se conseguía sílex y ópalo, cuyo uso era común en la elaboración de herramientas y armas dada su dureza; cuarzo y ocre para la obtención de pigmentos.

Variscita, el mineral extraído de las minas neolíticas de Gava
Variscita, el mineral extraído de las minas neolíticas de Gava

Sin duda la mejor manera de apreciar las minas es entender y contextualizar el momento en el que estuvo en uso, en un periodo previo a la confección de herramientas de hierro, y donde la extracción se hacía a partir de utensilios de piedra, madera.

Finalmente íberos y romanos también extrajeron hierro de las galerías. Algunas galerías fueron reaprovechadas para el enterramiento, con sepulcros donde venían depositados los cuerpos y pertenencias de los difuntos, y posteriormente como auténticos vertederos donde capa a capa se iban depositando huesos de animales, deshechos y todo tipo de elementos que una vez datados han permitido establecer la cronología del uso de las galerías, y más allá conocer elementos del paisaje o del cultivo de estas poblaciones neolíticas.

Hoy en día se contabilizan hasta casi cien bocas de mina, con alguna galería de hasta 45 metros de profundidad y salas que llegan hasta los siete metros de altura. Además es muy probable que haya otras sin excavar ya que el perímetro era amplio, y parte de la mina está bajo las viviendas aledañas.

Visita a las minas neolíticas

Las obras de acondicionamiento del subsuelo vinieron acompañadas de la creación de un espacio expositivo sobre la explanada superior donde a través de “pastillas” interactivas podemos acercarnos a todos los espectros de la explotación minera, desde las técnicas, a los motivos que llevaron a emplearla y el contexto social, económico y antropológico de las poblaciones coetáneas. Otro de los puntos fuertes es la recreación de parte de las galerías a escala natural, en un recorrido que reproduce el yacimiento, de modo que podemos desplazarnos físicamente por el interior.

Cuando su estudio y excavaciones aún estaban ultimándose pude conocer en 2004 de la mano de una amiga arqueóloga de la Universidad Pública Vasca que se encontraba excavando en las minas de Gava. La actual cubierta no estaba aún ejecutada y en esa ocasión incluso pude recorrer las galerías y cavidades. Hoy de la mano de la directora del Parc Arqueològic Mines de GavàMònica Borrell, y del Consorci de Turisme del Baix Llobregat, volvemos a ver como ha cambiado en estos años.

Recorrido por el parque de las minas de Gavá
Recorrido por el parque de las minas de Gavá

Hoy en día el parque del yacimiento de las minas es una realidad, con una propuesta museística innovadora que a través de pasarelas nos asoma a las galerías. Desde la proyección inicial, pasando por los espacios de vídeo y paneles repartidos en pequeñas “cajas históricas”, hasta la visita final a la reproducción de las minas, ofrecen un interesante recorrido que ya forma parte de las visitas de colegios, transmitiendo desde pequeños un sentido de valor cultural.

Son varias las propuestas didácticas orientadas a atraer y enseñar a los niños el valor de las minas, con juegos como el taller de confección de alhajas, o el espacio multisensorial (denominado como “La Mirada Táctil”) donde podemos tocar reproducciones de piezas arqueológicas para palpar su textura.

Museo de Gavá

El museo de Gava funciona como espacio complementario para conocer la historia de los asentamientos que explotaron las minas de Can Tinturé desde el neolítico, con un recorrido que nos lleva hasta la actualidad. Perfectamente ambientado, el museo se halla en la torre Lluc, en el centro de Gavá, una casona donde la familia burguesa Lluc residía en verano. 

Museo de Gava
Museo de Gava

La pieza más valiosa que podemos admirar in situ es la denominada Venus de Gavá. una pequeña escultura antropomorfa encontrada en 1994 y que es el testimonio cerámico más antiguo de representación femenina de la fertilidad en Cataluña, con una antigüedad que nos traslada al 4.000 a.C. aproximadamente. Con un característico bruñido que la hace brillar, nos recuerda al barro negro de Doña Rosa en Oaxaca, que “inventó” ese tono frotando el barro con cuarzo. 

 

Venús de Gava encontrada en las minas
Venús de Gava encontrada en las minas

El gran reto del Museo y Parque arqueológico es conseguir atraer a un público ávido de cultura e historia, que a menudo queda atrapado en la inmensa propuesta turística de Barcelona, y que por desgracia el área metropolitana de la capital condal no capta. El trabajo de consorcios como el del Baix Llobregat sirve y mucho para difundir y mostrar no sólo al turista si no al ciudadano de Barcelona los valiosos tesoros que se esconden en la provincia.

Información y horarios de las minas de Gava

El horario de verano que va desde mediados de junio a mediados de septiembre es de lunes a sábado de 10h. a 19h. los domingos y festivos abre a la misma hora pero sólo hasta las 14:30. Mientras que el horario de invierno es de lunes a viernes de 10h. a 18h., sábados de 10h a 19h. y domingos de 10h. a 14:30.

Como llegar al Museo de las Minas de Gava

A Apenas 10-15 minutos de la estación de tren de Cercanías (Rodalies) de Renfe, llegamos a la entrada del Museo.

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.