Gorizia y Nova Gorizia, la delgada línea difusa entre Italia y Eslovenia

Hubo un tiempo en el que la frontera entre Italia y Yugoslavia estaba formada por más que una delgada línea en un atlas. El vaivén de la historia y las disputas territoriales había movido como una pluma al viento varias veces el límite.

Chiesa di Santo Spirito en el castillo de Gorizia
Chiesa di Santo Spirito en el castillo de Gorizia

Romanos y venecianos desdibujaron las marcas en el suelo incorporando su territorio o la influencia de sus maneras, y con la llegada del Imperio Austrohúngaro Eslovenia bebió de la Mitteleuropa que también ilustra el escritor Claudio Magris en sus libros.

El dominó europeo se precipitó con el asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria en Sarajevo en 1914 y el estallido del Gran Guerra tocó también a una Italia que en un primer momento jugó al difícil encaje de bolillos de la neutralidad. Sin embargo luego se posicionó con Francia e Inglaterra y atacó por sorpresa a Austria – Hungría, consiguiendo avanzar en su territorio y fijar las trincheras frente a su enemigo, durante varios años de idas y venidas infructuosas en el Valle de Soca.

La derrota italiana en las batallas contra los austrohúngaros se vio soliviantada por la desmembración de este segundo y por la tierra resarcida por los Aliados  a Italia. Pese a perder la vida de millones de italianos, se benefició de estar bajo la sombra del árbol de los vencedores y extender su territorio hasta Istria.

Mapa de los territorios ganados por Italia después de la Primera Guerra Mundial
Mapa de Italia después de la Primera Guerra Mundial

La humillación que arrastró fue caldo de cultivo perfecto para que las proclamas de Mussolini captasen la atención de una Italia que buscó en el nacionalismo fascista un motivo para imponer sus anhelos imperiales sobre la población eslovena. De nuevo la guerra, y esta vez la elección del bando de los derrotados provocó un nuevo seísmo fronterizo y el retroceso del territorio italiano hasta la frontera actual.

Tras la guerra y la formación de Yugoslavia el grosor de la frontera se dibujaba más ancho en los mapas. Y sobre el terreno las alambradas y las torres de vigilancia fueron durante décadas un muro que separaba comunidades y familias.

Cementerio de Miren, atravesado por la frontera
Cementerio de Miren, atravesado por la frontera

Palabras como telón de acero, órbita soviética, Europa del este formaron parte del vocabulario habitual, e Italia se convirtió en el paraíso a tiro de piedra con gente que huía de Yugoslavia en busca del maná del capitalismo. Después llegaron tiempos tormentosos en los Balcanes, guerra y la fragmentación de Yugoslavia. Eslovenia nacía y en pocos años se subía al carro de la Comunidad Económica Europea y el euro.

Fue entonces cuando el proyecto de la Europa Unida y sin fronteras de Schengen permitió reintegrar dos comunidades. Los puestos de control fronterizo han desaparecido y si nos descuidamos podemos pasar de un país a otro sin darnos cuenta. Nos pasó cuando visitamos el Monte Sabotin y las trincheras de las batallas del Isonzo de la primera guerra mundial, y para subir a lo alto tuvimos que pasar de Eslovenia a Italia y luego de nuevo a Eslovenia en apenas unos minutos.

Las instituciones tanto desde Italia como desde Eslovenia se esfuerzan por recuperar el recuerdo y la memoria de las batallas del Isonzo (Soca en esloveno). Aún hoy cien años después aúnan esfuerzos por dirimir las asperezas y los tópicos. Museos como el de Kobarid o el del castillo de Gorizia nos trasladan al contexto que dinamitó la región. Italia, neutral en primera instancia, se vio empujada a no romper el pacto por el cual si una nación atacaba a Inglaterra ellos se pondrían de su parte. Su implicación, instigada por parte de los periódicos de la época que se burlaban de su no beligerancia significó la muerte de millones de soldados italianos.

De Gorizia a Nova Gorica

El contraste es total. Italia se quedó con el centro histórico de Gorizia, entorno al castillo, y a las afueras a apenas dos kilómetros tras la hoy invisible frontera, se creo una nueva ciudad tras la Segunda Guerra Mundial, Nova Gorica, ya en territorio Yugoslavo.

Por este motivo el trazado de burgo medieval de Gorizia es la antítesis de Nova Gorica y su cuadrícula urbana que no cuenta con un casco histórico definido, y lo más similar a un pueblo es Solkan a la afueras de Nova Gorica.

Sin embargo, algunos lugares como el Monasterio franciscano de Kostanjevica  ( Samostan Kostanjevica) quedaron en el lado yugoslavo (y luego esloveno) de la frontera, sobre la colina de Pristava. La “Kapela” como vulgarmente se le conoce es célebre por ser el mausoleo del rey Carlos X de Francia y su familia de los borbones, y por el festival de la Rosa Bourbon, especie casi única que crece aquí libre después de haberse traído desde la isla de Bourbon (Isla de la Reunión).

Centro histórico de Gorizia
Centro histórico de Gorizia

Mientras en Italia los casinos se prohíben, en Eslovenia proliferan, y Nova Gorica es un destino habitual para los italianos que apenas tienen que cruzar la recta que atraviesa la línea de tren para poder tirar los dados y dar rienda suelta a sus instintos de apuestas.

Al pasar por el antiguo puesto fronterizo no se percibe nada. Y esa es la buena noticia. Vecinos de ambos lados cruzan de un lado a otro olvidando ya las trabas que definían fronteras físicas y sentimentales entre un territorio que antes formaba un sólo ente.

Frontera entre Italia y Eslovenia
Frontera entre Italia y Eslovenia

El trajín de bicicletas es cotidiano entre ambas poblaciones, y el esloveno se mezcla en conversaciones con el italiano. Muchos italianos conservan el apellido que delata esas fronteras invisibles, incapaces de segregar. Y sus vecinos eslovenos, -ya sea con el empolvado italiano que aprendieron de muy jóvenes, o con el perfecto acento con el que lo dominan los jóvenes que han estudiado en las universidades italianas-, mantienen un sano contacto con los que viven al “otro lado de las vías de tren”. Todos ellos son la fotografía en movimiento de Europa, cuya inercia está en mano de nosotros, sus ciudadanos.

Mapa de Gorizia y Nova Gorica

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.