Gibellina, un monumento de recuerdo al terremoto

La antigua Gibellina
La antigua Gibellina en Sicilia

“El arte no es superfluo”, lema de la ciudad nueva de Gibellina.

Las grandes catástrofes siempre dejan secuelas que con el tiempo, como cicatrices bien saneadas se vuelven invisibles. Sicilia ha encajado con mucha dignidad y … La misma furia que desata y arrasa el volcán tiene a su vez la piedad de la ceniza que vuelve a fertilizar los campos que devasta, sembrando la simiente que hace brotar -no sin esfuerzo- una nueva alfombra de flora.

Uno de los castigos más recurrentes de la isla siciliana han sido los terremotos, algunos bien conocidos y documentados como el de 1693 que destruyó el occidente de la isla, derruyendo Catania o las poblaciones del valle de Noto.

 O el devastador terremoto de Messina de 1908 que causó 80.000 muertos, más de la mitad de su población; y la práctica regeneración urbana de toda la ciudad del estrecho.

Es curioso como esta destrucción también ha causado en el ser humano un redoble de esfuerzos por levantar nuevos cimientos. Sin la conmoción del terremoto no tendríamos por ejemplo las obras maestras del barroco siciliano Patrimonio de la Humanidad.

Gibellina, Salaparuta, Poggioreale o Belice en el interior de Sicilia son algunos de los pueblos que la noche del 15 de enero de 1968 sacudió toda la comarca de tal manera que no quedó piedra sobre piedra.

Gibellina muestra un recuerdo imborrable del terremoto en forma de una obra de arte contemporánea que cubre la antigua ciudad con un manto de cemento segmentado por los trazos de las antiguas calles. Su disposición sobre el plano real de la vieja Gibellina, apoyado sobre la colina permite al viajero una visión privilegiada para reflexionar.

Se trata de una metáfora del renacimiento, un sudario que oculta un viejo fantasma de proporciones colosales 300×400 metros. El artista Alberto Burri partió de la idea de un “cofre estéril” para transmitir un recuerdo, pero también un deseo optimista de como levantarse ante un desastre de esta magnitud.

De hecho, no lejos se levantó la nueva Gibellina, como un proyecto internacional de arquitectos (muchos sicilianos) que diseñaron la nueva ciudad con edificios singulares y obras escultóricas que difícilmente pueden lavar la nostalgia que seca se ha impregnado en el alma de los que vivieron la tragedia.

Más información de Sicilia y de Gibellina

Mapa de Gibellina – La ciudad antigua y la nueva

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.