Georgia

Catedral de Tiblisi. Foto de Maxbenidze
Catedral de Tiblisi.

La república ex-soviética de Georgia es uno de los países menos conocidos de Europa. Quizá por ello mismo es uno de los más interesantes y más atractivos, con posibilidades enormes para el turismo. Situada en el extremo oriental de Europa, allí donde el Cáucaso se une con Turquía e Irán, Georgia lleva las bondades del Mediterráneo hasta la frontera de Rusia, de Armenia y Azerbaiyán. Georgia es la cuna de uno de los alfabetos más antiguos del mundo, de una cultura rica y diversa, la zona donde se originó la vid y su gastronomía es una mezcla oriente y occidente, norte y sur. Por todo ello, visitar Georgia es adentrarse en un viaje desconocido, en una aventura pacífica llena de sorpresas y descubrimientos. A pesar de los pasados problemas políticos, el país es seguro y barato, y sus habitantes amables y acogedores.

Los servicios turísticos son de calidad y las posibilidades del viaje amplias. El primer área de interés es el patrimonio cultural y monumental, que va desde la prehistoria hasta los edificios de estilo soviético, pasando por algunos de los monasterios ortodoxos más bonitos del mundo. Algunos ejemplos de entre los más espectaculares son las ciudades medievales como la antigua capital Mtskheta ; la catedral de Bagrati o el Monasterio de Gelati en Kutaisi; o los pueblos con torres de la región del Alto Svameti que pertenecen al Patrimonio de la humanidad de la Unesco.

Tiblisi se ha modernizado mucho en los últimos años, conjugando arquitectura contemporánea y clásica. Foto de .
Tiblisi se ha modernizado mucho en los últimos años, conjugando arquitectura contemporánea y clásica.

Pasado y presente en Georgia.

Si el pasado histórico es un elemento de interés innegable en Georgia, el presente no lo es menos. Tiblisi la capital ha cambiado mucho en los últimos años convirtiéndose en una ciudad atractiva y acogedora. En la costa del mar Negro, Batumi ofrece todas las maravillas del Mediterráneo más exótico, playas y clima cálido casi todo el año. Al mismo tiempo, a pocos kilómetros, y a la vista desde las playas, se encuentran las cumbres del Cáucaso y su estaciones de esquí.

Georgia es un país de tradiciones que se moderniza. Los cambios se pueden apreciar en la arquitectura de las principales ciudades (Tiblisi, Batumi, Kutaisi, Poti) pero siempre manteniendo esas tradiciones tan antiguas como su lengua y alfabeto.

El vino geogiano.

La zona del Cáucaso donde ahora se sitúa la actual Georgia es, según la arqueología el primer lugar del planeta donde la vid, la viña fue domesticada para el consumo humano. Por tanto, el primer lugar donde se fabricó vino hace unos 8 mil años. Los georgianos hacen suyo este descubrimiento y gracias a las mejoras en la manera de producción, el vino georgiano ha aumentado su producción y, sobre todo, su calidad en los últimos años. Se dice que la palabra vino vendría de una palabra georgiana “ღვინო”/“ghvino”.

La variedad de cepages es inmensa y se habla de 500 tipos diferentes, la mayor parte endémicas, lo que hace que los vinos georgianos posean sabores únicos. La mejoría de los procesos de fermentación tradicionales que no separan el mosto del orujo junto a la moderna fermentación en frío hacen que muchos aromas se mantengan y los vinos de Georgia sean muy sabrosos y aromáticos, sin perdida de calidad.

El vino georgiano, tan interesante como desconocido. Como todo es país, es una mezcla de tradición y modernidad.
El vino georgiano, tan interesante como desconocido. Como todo es país, es una mezcla de tradición y modernidad.

El vino georgiano y los métodos racionales de fabricación fueron incluidos en 2013 en el Patrimonio inmaterial de la Humanidad de la UNESCO. Con la recuperación del valor del vino y el aumento de las exportaciones el vino georgiano es cada vez mas conocido, y se han creado rutas del vino y circuitos donde se puede disfrutar de vacaciones enológicas.

Naturaleza desconocida en Georgia.

El otro gran atractivo de Georgia es su naturaleza salvaje e ignorada durante muchos años. Montañas de cinco mil metros, ríos caudalosos, desfiladeros de película de aventuras, puestas de sol que nos dejarán boquiabiertos, fauna y flora increíble y pueblecitos escondidos en valles que pocos turistas han visitado por ahora. Todo esto y mucho más les espera en Georgia. Quienes amen el senderismo, la marcha e incluso la escalada disfrutarán de nuevas cumbres. nuevos senderos y trekkings. Los recorridos se pueden hacer en solitario o con guías, dentro de tours organizados.

Trekking por la zona del monte Kazbegi. Sin palabras.
Trekking por la zona del monte Kazbegi. Sin palabras.

Entre las posibilidades más atractivas podemos citar los recorridos por la zona de la Alta Svanetia, con sus pueblos característicos con de torres; los senderos en la zona del Monte Kazbegi que ya aparecen en la mitología griega; por la zona norte del país repleta de monasterios y lugares de misticismo; o los recorridos increíbles por las zonas montañosas del noroeste del país, por la Garganta de Sno, el Monte Chaujebi, el cañón de Okatse o el Glaciar Ushba.

Georgia un país para descubrir sin gastar demasiado.

La gastronomía, la artesanía y la danza reflejan el pasado georgiano, un pasado muy presente y muy accesible gracias a buenas conexiones aéreas y precios muy competitivos. Excelentes vinos, platos de mil sabores y orígenes, música, naturaleza y paisajes, deportes de aventura y monumentos, yacimientos arqueológicos y edificios del realismo socialista.

Y todo muy barato, un viaje diferente a un destino que hay que conocer.

Para más información y dudas rellene el formulario y le ayudaremos en lo posible a preparar su viaje a Georgia.

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje