Formentera en bicicleta, Formentera sostenible

Como padres viajeros que somos, nos gusta inculcar a nuestros pequeños una forma de viajar sostenible, para que aprendan a amar y cuidar nuestro entorno natural. Así que en nuestro viaje a Formentera decidimos realizar una de las Rutas más sencillas que hay en la Isla para hacer con los más pequeños.

Formentera en bicicleta

En Formentera coexisten un total de 32 Rutas Verdes adaptadas para las bicicletas y peatones, es un paraíso para los amantes de las dos ruedas, una isla que apuesta por el Turismo Sostenible e invita a los visitantes a moverse a pie o en bici. Una experiencia que os aseguro que tanto pequeños como mayores no olvidaréis nunca. Es un privilegio poder recorrer los secretos de la isla, algo que si vais en otros vehículos no podréis disfrutar.
Más de 100 km unidos en diferentes itinerarios que además de ofrecernos unos parajes irrepetibles harán que contribuyamos a conservar el entorno.

Nuestra experiencia comienza en el Puerto de la Savina, allí los visitantes pueden elegir entre numerosas oficinas de alquiler de bicicletas al uso o bien eléctricas. En nuestro caso optamos por las primeras y tras recoger nuestros cascos y ajustarlas a nuestros tamaños comenzamos la aventura. Previamente habíamos recalado en la Oficina de Turismo del Puerto para que nos explicasen las diferentes rutas que existían, así cómo la dificultad y duración de las mismas. Finalmente optamos por la Ruta Verde número 1 ya que nuestra pequeña Candela tiene 6 años y quizá es la más recomendable para ella. Además como somos del norte, pues la vamos a hacer en pleno agosto, con 30 grados y un sol abrasador, que nos acompañará durante todo el recorrido. Así que sin más miramientos, nos damos bastante crema solar, compramos agua (4 Euros ) y nos encaminamos al Carril Bici que comienza allí mismo.

Comienza la Ruta Verde 1 en el Puerto de la Savina

La Ruta 1 tiene un total de 3 km y medio, una distancia ideal para no extenuar a nuestros pequeños, aunque si vuestros niños son más experimentados siempre podéis atreveros con otras rutas. la dificultad es practicamente nula, solamente tras abandonar el puerto encontramos una rampa que será el único desnivel que encontraremos a lo largo del paseo en bicicleta.
La Ruta 1 nos lleva hasta la Reserva Natural de Ses Salines, el camino es de arena y piedra y discurre durante practicamente todo el recorrido junto al mar, y aunque apenas se nota la brisa del Mediterráneo, se agradece disfrutar de éstas maravillosas vistas. Además una de sus playas ha sido elegida recientemente cómo la mejor Playa de Europa, es la Playa de Ses Illetes, así que es todo un privilegio para los viajeros poder conocerla. En éste breve trayecto también podemos disfrutar de las playas de Llevant y Es Cavall den Borras.

Vista del camino por el que atravesamos la Ruta Verde 1

El calor aprieta y hacemos varias paradas para hidratarnos al pie de alguno de los chiringuitos que con su cuidada estética invitan al cliente a sentarse en sus terrazas. En varios puntos de la Ruta podemos observar que existen una especie de barreras de madera que impiden el paso a vehículos de motor, una iniciativa que asegura la convivencia entre peatones y cicloturistas y nos da mucha tranquilidad para con nuestra pequeña.

Uno de los chiringuitos que se encuentran en el trayecto de la Ruta 1

 

De repente nos encontramos con un cruce, al parecer se puede serguir hast el final de las Illetas  , pero hay que atravesar un tramo de carretera, o bien continuar hacia la izquierda por un camino vigilado por pinos, finalmente decidimos elegir la segunda opción ya que el tráfico en Agosto es bastante abundante y no lo vemos claro con niños. No sabemos si nos hemos errado al cambiar de ruta, pero nuestro hallazgo ha merecido la pena, acabamos en los accesos a la Playa de Illetas, un lugar tranquilo, no hay mucha gente, alguna familia con niños que se bañan en las transparentes y tranquilas aguas, los yates y embarcaciones permanecen inmóviles mientras nos zambullimos rapidamente en las calientes aguas mediterráneas.

Baño relajante en las aguas transparentes de la Playa des Cavall d´en Borrás

Para nosotros que venímos del Cantábrico ésto es como un baño relajante en una bañera de lujo, no sentimos escalofríos al entrar, el nordeste aquí no nos invita a salir del agua, todo un lujo tras un poco de deporte. Las pasarelas de madera son un elemento más del paisaje, ésto se debe a la conservación de las Dunas, de ésta forma se evita el deterioro y la desaparición de las innumerables formaciones de arena que habitan en la isla.

Panel de información
Atravesando la pasarela de madera para preservar las Dunas de Formentera

Candela, nuestra pequeña viajera está feliz, y nosotros encantados de poder haber sentido ésta isla de una forma diferente y sostenible y así educar y fomentar un turismo más ecológico a los nuestros, pero ya es hora de regresar, el Formentera Direct de Baleària nos espera en el Puerto para llevarnos de regreso a Ibiza .Son las siete de la tarde y vemos que hay muchos viandantes que van caminando hacia alguno de los chiringuitos de moda que se esconden tras la vegetación, escuchamos música a lo lejos e intuímos que la fiesta acaba de comenzar.

Nosotros nos retiramos, cansados pero hinchados del aire de Formentera, con muchas ganas de volver a ésta isla y recorrer alguna más de sus 32 Rutas Verdes con nuestra aventurera particular, ahora le toca contarselo a todos sus compañeros en el colegio, y desear con mucha fuerza el próximo viaje en bicicleta.

De nuevo quiero agradecer a Natalia y a Laura de Promoción Turística de Formentera por la predisposición y amabilidad que nos ofrecieron y que han hecho posible ésta experiencia verde en un marco inigualable.

OTRAS RUTAS VERDES DE FORMENTERA

En el catálogo que podemos encontrar en la web oficial de Turismo de Formentera tenemos información de cada una de las 32 Rutas Verdes que existen en Formentera, caminos para todos los gustos con mayor o menor dificultad rodeados de aguas cristalinas, de viñedos e higueras que nos acompañan mientras pedaleamos o caminamos. Incluso encontramos rutas adaptadas para personas con movilidad reducida, iniciativa que se agradece enormemente. En las diversas rutas se pueden conocer algunos rincones de la Isla cómo el precioso pueblo marinero de Es Caló, Santa Francesc, La Mola o incluso llegar hasta el sur de la Isla y descubrir el Faro de Barbaria.

Mapa Rutas Verdes Formentera
Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.