Excursión al Monasterio de Barsana en los Maramures de Rumanía

Rumanía no nos dejó indiferentes en ningún momento y nuestro viaje por el norte del país y la región de Maramures se llenó de aventuras y momentos casi imposibles de reproducir. Uno de ellos vino después de llegar a Cluj Napuca en tren desde Budapest, recoger el coche de alquiler y recorrer todo el norte de Rumanía, cruzando carreteras de montaña por Maramures hasta alcanzar la zona de Bucovina, más al este.

Panorámica del Monasterio de Barsana
Panorámica del Monasterio de Barsana

Más allá de los monumentos y de las maravillas naturales lo que más nos impresionó de Rumanía fueron sus tradiciones y sus gentes, estupendas en la gran mayoría de los casos, pese a la injusta fama que a veces se tiene en el exterior.

Una de las más gratas experiencias con los rumanos la tuvimos cuando viajábamos por Maramures y llegamos casi arrastrándonos al pueblo de Vadu Izei, donde teníamos nuestro alojamiento. El coche de alquiler nos dejó literalmente tirados en la puerta del Hostal Rural, con problemas en la dirección, el embrague, y tras haberse desprendido el protector de plástico del eje delantero, que se desprendió en plena conducción. Afortunadamente un mecánico de un pueblito nos lo amarró con unas bridas y pudimos seguir (y sin cobrarnos nada, un ejemplo más de la generosidad local).

Gentes de Maramures, con una vida apacible
Gentes de Maramures, con una vida apacible

Al no disponer de coche para desplazarnos tuvimos que improvisar el viaje y durante un día nos limitamos a movernos en bicicleta y programar excursiones en un radio más corto en torno al B&B. Afortunadamente habíamos elegido el alojamiento cerca de uno de los destinos más interesantes de Maramures, el Monasterio de Barsana, uno de los conjuntos más bellos del país, y sin duda de Europa.

El templo de la Virgen de Barsana es una de las ocho iglesias diseminadas por la región norteña de Maramures, que gozan del reconocimiento de la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Construida en 1720 muestra dos niveles su interior, como el de muchas iglesias de madera de la zona es muy oscuro, y por ello se han iluminado históricamente con velas, que paradójicamente han sido el peor enemigo, provocando incendios que han destruido numerosas.

El nombre de Barsana hace referencia al pastor que ata las ovejas con una cuerda de lana gruesa. El nombre se convirtió en un apellido en la Edad Media, y la villa donde se ubica el monasterio era propiedad de un tal Stanislau, hijo de Stan Barsan, según documentos del siglo XIV.

La Torre central de Barsana
La Torre central de Barsana

El día se levantó soleado y sin nubes y madrugamos para no sudar mucho. La carretera era muy tranquila y el mayor tránsito eran tractores que iban al campo. El monasterio de Barsana estaba a apenas 18 km y la ida se nos hizo corta, disfrutando de un paisaje verde y frondoso, con pequeñas colinas y casas decoradas con sus majestuosos portones de madera tallada.

En bicicleta hacia el monasterio de Barsana
En bicicleta hacia el monasterio de Barsana

Como las indicaciones no hicieron dudar buscamos a alguien que nos ayudase a llegar al monasterio, y a lo lejos divisamos a un anciano apoyado en la puerta de su casa.

– Barsana? inquirimos dudando de si nos podríamos entender.

– Maghiari? (Húngaros?) – preguntó serio el anciano con cara de pocos amigos

Con gestos y nuestro rumano de vocabulario básico le respondimos que no, que éramos españoles. Súbitamente su cara cambio. Nos explicó (o eso entendimos) que no tenía mucha simpatía por sus “vecinos de frontera”, cosa que ya habíamos percibido y leído cuando nos documentamos sobre el viaje de Hungría y Rumanía. Las disputas históricas y territoriales han hecho que hasta hoy se conserven las rencillas que desde la Edad Media perviven por desgracia.

La casa de madera del señor rumano
La casa de madera del señor rumano

Nos indicó que estábamos muy cerca y apenas debíamos torcer unas curvas hasta llegar. Y ahora que ya sabía que no éramos húngaros no paraba de hablar, pese a que apenas le entendíamos. Sus ademanes nos invitaban a entrar en su finca y la verdad es que no pudimos resistirnos a entrar en una casa típica y ver el día a día del campesino.

Nada más pasar por debajo de la bella puerta de madera labrada, típica de la región de los Maramures apareció su mujer que casi huye despavorida hacia el interior de la casa, como si se hubiese enfadado con su marido por dejarnos entrar sin avisarla y estar poco presentable.

Montañas de manzanas preparadas para hacer Licor Palinka
Montañas de manzanas preparadas para hacer Licor Palinka

El señor nos fue haciendo un recorrido, enseñando su huerto, lleno de árboles frutales, con manzanas y ciruelas esparcidas por el suelo. Un poco más adentro se alzaba una montaña tapada con unas sábanas, y debajo toneles llenos de manzanas que se iban pudriendo y fermentando mientras las avispas pululaban saciándose del sabor dulzón.

El proceso de putrefacción servía para ir fermentando la fruta, que luego se utiliza para hacer el licor, ya sea el famoso palinca o el tuiça. El más habitual es el de ciruelas, pero los hay de albaricoques, manzanas o peras.

Foto con nuestro anfitrión rumano y su casa
Foto con nuestro anfitrión rumano y su casa

Cuando nos despedíamos le comenté a mi compañero de viaje Javi que nos hiciera una foto para inmortalizar el divertido episodio, y de golpe pensé que igual quería una. Le pedí la dirección y con sumo cuidado y paciencia me escribió en un papel los datos para que unos meses después le enviará desde Barcelona la foto, acompañada de un afectivo saludo. Quién sabe si le llegó, pero me alegra pensar que igual la tiene puesta junto a la chimenea, y que cuando se toma un palinca en su casa, brinda por la salud de esos dos “”no húngaros” que un día pasaron por su huerta.

El Monasterio de Barsana en Maramures
El Monasterio de Barsana en Maramures

Después de el episodio seguimos el breve camino hasta llegar al Monasterio. Pese a ser agosto apenas había gente visitando Barsana, y muchos de los turistas eran rumanos haciendo una visita religiosa al monasterio. De hecho si podemos evitar la masificación lo agradeceremos ya que una de las cosas más gratificantes del paseo entre las iglesias es la armonía y la paz que se siente, valorando el silencio como un elemento que acrecenta la belleza del lugar.

El monasterio además de bello es ciertamente peculiar, y no pudimos evitar sacar fotos a los ventiladores que rompían la estética de la iglesia, ni los enchufes que se habían colocado sobre frescos de la pared.

Enchufes sobre las pinturas?
Enchufes sobre las pinturas?

Cuando el itinerario por el monasterio finalizaba recibimos una llamada de la empresa de alquiler que nos traía un nuevo coche. Llegaban en una hora…Subimos de nuevo a la bicicleta y pedaleamos como locos, haciendo una parada para refrescar la garganta en una taberna con una (varias) cerveza Ursus. Con el calor se nos subió a la cabeza, haciendo realmente divertido el viaje de regreso, con un sol de justicia que nos hizo sudar la gota gorda.

Afortunadamente al llegar ya teníamos coche nuevo, y las aventuras por Rumanía, continuaban…

Un saludo especial a nuestros amigos de la Moldavia rumana en Piatra Neamt y del resto de Rumanía que acabamos de visitar. #prineamt #enjoybucharest

Información

El monasterio de Barsana está a unos 23 km de Sighetu Marmaţiei y a unos 65 de Baia Mare. Las carreteras son deficientes y por eso el tiempo que requiere llegar es mayor al de la aparente cercanía.

Más información en nuestra página sobre Rumania : LaRumania.es

Mapa de la ruta en bici al Monasterio de Barsana

2 comentarios de “Excursión al Monasterio de Barsana en los Maramures de Rumanía

  1. Gabriela Prada Perenic

    - Edit

    Reply

    Me encantó!!! Pero aparte de bici y coche alquilado hay otro medio de transporte? Me gusta la gente parece buena humilde y trasmiten paz y bienestar tan necesario estos dias!! Esos monasterios bien merecen el esfuerzo!!!!

    1. Hola Gabriela! Transmite mucha paz…Cuando estuvimos nosotros no había otra opción de llegar, aunque seguro que también hay excursiones organizadas y tours. Vas a ir a Barsana o a Rumanía? Saludos

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.