Costa Rica

Pocos países pueden presumir de tanta diversidad en un territorio tan pequeño, y sin embargo Costa Rica es un referente mundial gracias a su exuberante naturaleza, que no se queda atrás frente a otros gigantescos países de América como Brasil, Argentina, Chile o México.

Volcán Arenal en Costa Rica
Volcán Arenal en Costa Rica

Selva, volcanes, playas de aguas esmeralda son los típicos tópicos de Costa Rica, pero sin duda el viajero encontrará muchas razones para volver. Pura Vida es su lema, y es que después de viajar a Costa Rica muchos sienten otro ritmo de latido en su corazón, y la extrañan cuando retornan a su casa.

Su sencilla pero suculenta gastronomía agrada al estómago con su gallo pinto y sus tamales; y la cercanía de sus gentes, conocidos como los Ticos hace que siempre nos sintamos como en casa.

Geografía y Naturaleza

Costa Rica es sinónimo de diversidad, albergando un 5% del total de especies de flora y fauna del mundo, que en su variado vergel ofrecen una inmersión en un ecosistema sin igual. Más de la cuarta parte de Costa Rica es en sí una Reserva Natural protegida y sus habitantes han sabido crear un estilo de vida que respeta su naturaleza.

Selva frondosa de Costa Rica
Selva frondosa de Costa Rica

El Valle Central es una sucesión de verdes montañas donde se plantan cafetales, mientras que en la cordillera de Talamanca el viajero encuentra una naturaleza muy virgen, donde el jaguar aún vive en un ecosistema poco alterado. Aves y tortugas tienen aquí un oasis donde se respeta su entorno y se fomenta un turismo ecológico y sostenible.

Turismo de aventura

Costa Rica es el país donde no se acaba la aventura: Submarinismo en la península de Osa, avistamiento de ballenas en Uvita, surf en Playa Guiones cerca de la costa pacífica de Nosara; pesca, el buceo o kite surf en la playa de Santa Teresa, trekking a Arenal, el volcán más activo de Costa Rica; o recorrer la Sierra de Guanacaste pasando de la costa a los volcanes en el mismo día.

Que ver en Costa Rica

Su tamaño asequible nos permite ver en diez días los lugares imprescindibles como el volcán Poás (uno de los siete activos de Costa Rica), disfrutar de las aguas termales de Tabacón, dejarse volar en las granjas de mariposas, esperar el fin del mundo en la Reserva Nacional Cahuita y sus playas caribeñas o ver las tortugas laud en la playa de Tamarindo.

Si piensas en Costa Rica como el futuro viaje de tus vacaciones puedes escribirnos y de la mano de nuestros colaboradores de ayudaremos a prepararlo.