Consejos para alquilar un coche sin tener problemas

Que alquilar un coche no nos ponga el ojo morado. Consejos para decidir mejor. ©Iñigo Pedrueza
Que alquilar un coche no nos ponga el ojo morado. Consejos para decidir mejor. ©Iñigo Pedrueza

Alquilar un coche, lo barato es barato y tiene sus limitaciones.

Los turistas y viajeros nos hemos acostumbrado a servicios buenos, bonitos y sobre todo baratos. Así, cuando alquilamos un coche u otro vehículo, queremos un servicio de calidad, con todas las garantías y, además, nos hemos acostumbrado a pagar muy poco. Por eso solemos escoger los precios más baratos, pero buscando un nivel de calidad o unas prestaciones que las compañías no pueden incluir pagando tan poco. Esta diferencia entre las expectativas y la realidad de los servicios que hemos pagado puede provocarnos insatisfacción. Más aún, si hubiese un accidente o algún problema, escoger un coche con seguro simple, -por ejemplo-, podría tener consecuencias no deseadas.

Esta es la parte que compete al usuario, al viajero, pero hay otra de la que son responsables las empresas que alquilan. La información de las empresas de alquiler suele ser poco farragosa, repleta de siglas y especificaciones que no comprendemos correctamente. La empresas de alquiler de coches deberían de ser mucho más claras y explicitas. Así, el cliente podría entender mejor que tipo de servicio alquila, que incluye y a que precio lo hace. Esto evitaría los numerosos problemas y quejas de muchos clientes contra las empresas de alquiler, aumentando la satisfacción de un servicio indispensable para el turismo en Europa y América del Norte.

Qué tipo de coche alquilar y con qué servicios.

Cada cliente, cada viajero debe escoger el coche que le convenga.
Cada cliente, cada viajero debe escoger el coche que le convenga.

Cada persona tiene unas necesidades que considera mínimas, por eso la elección del vehículo es algo muy personal. Hay personas que prefieren un tipo de vehículo (utilitario, berlina, 4×4, deportivo, furgoneta, campervan, autocaravana…); otros escogen en relación a la marca, el tamaño o el numero de puertas. Personalmente me da igual el aspecto estético, pero sí me interesa que el coche sea potente. Y no para correr sino para que el vehículo responda en las cuestas y los terrenos sinuosos que son comunes en las islas del Mediterráneo (Cerdeña, Córcega, Sicilia, Baleares, Malta o las islas griegas), pero también en el resto de Italia o Francia, En España, Croacia o EE.UU. Así pues, prefiero un Panda 1400 que un Ibiza o un León con mejor aspecto pero peores prestaciones. El aire acondicionado, cuatro puertas y el tamaño del maletero, -si se viaja en grupo-, también me parecen interesantes. En cambio, el GPS o alquilar un descapotable no tanto. Como ven todo son aspectos personales, por ello cada persona debe pensar que necesita o desea y cuanto está dispuesto a pagar.

Alquilar coche con deposito lleno-lleno o lleno-vacío.

La mayoría de las empresas ofrecen tarifas diferentes dependiendo si el precio del combustible está incluido o no. El problema es que la tarifa más barata, la lleno-vacío, ¡no incluye en el precio el valor del combustible del deposito! Es decir, que alquilamos el coche más barato, pero cuando vamos a recogerlo debemos abonar el precio de gasolina o el diesel (un precio superior al precio del mercado). Se nos devolverá la parte no consumida pero añade el inconveniente de tener que entregar el coche con el deposito (que hemos pagado) completamente vacío para no regalar la gasolina a empresa. Finalmente el coste es superior al de alquilar el coche con el sistema lleno lleno.

Como pueden comprobar las cosas no están nada claras. Por tanto, lo más interesante es alquilar el coche con el sistema lleno – lleno. Se paga más en la reserva por internet, pero menos si incluimos el precio del deposito. Eso sí, la empresa suele retener una fianza equivalente a un deposito de combustible. Esa fianza se nos devolverá cuando entreguemos el coche con el deposito lleno. Llenar el deposito en la gasolinera más cercana al aeropuerto o lugar de la agencia de alquiler, y entregar así el coche es mucho más fácil y cómodo que hacerlo vacío.

Servicios y seguros.

La cuestión de los seguros es mucho más importante. Tenemos que leer con atención la letra pequeña para escoger el tipo de seguro que más nos interese. Cuando vamos a realizar una reserva normalmente escogemos el precio de la reserva más económica. Esta reserva sólo incluye (dentro de la Unión Europea) el seguro a tercerosseguro de ocupantes del vehículo, por lo que únicamente cubrirá los daños provocados a otros vehículos o personas si somos responsables de un accidente. No cubría en cambio, los daños provocados a nosotros mismos o al coche. Muchas compañías incluyen una cobertura parcial de daños al vehículo CDW (Collision Damage Waiver) y de robo con franquicia. La franquicia significa que las empresas de alquiler nos retienen como fianza una cantidad de dinero considerable, que suele estar de los 900 a los 1500€. Ese es el límite de la franquicia que no está cubierta por el seguro CDW en caso de accidente. Si hubiese un problema del que fuesemos responsables nos podrían retirar una parte o toda de esa fianza. Por otro lado, ese dinero será retenido lo que puede ser un problema ya que alguna vez casi nos quedamos sin coche porque la fianza superaba el gasto mensual de la tarjeta de crédito…

Por tanto con los precios bajos de alquiler de coches se corre el riesgo de tener que pagar los desperfectos simples que alguien cause en nuestro coche, arañazos, etc… o parte de los más graves de un accidente. Cierto es que normalmente este tipo de seguro simple es que utilizamos y, nunca, por suerte o casualidad, hemos tenido problema alguno.

La alternativa es alquilar el coche con un seguro a todo riesgo. Las ventajas, son varias. No hay revisión del coche, ni al recogerlo ni al dejarlo, con lo que el alquiler es mucho más rápido. En segundo lugar, no se nos retiene ninguna fianza, por lo que nuestra tarjeta respira tranquila. Si tenemos un accidente o problema, no pagaríamos nada. A cambio, la desventaja es que hay que pagar ese seguro, cuyo precio puede de ser de 15 a 20€ por día, lo que hace que el precio del alquiler casi se doble.

Hay que leer bien todos los detalles de nuestro alquiler para saber cuales son nuestros derechos y lo que cubre el alquiler.
Hay que leer bien todos los detalles de nuestro alquiler para saber cuales son nuestros derechos y lo que cubre el alquiler.

Resumiendo.

Una vez que conocemos las características del servicio de alquiler, podemos escoger el servicio más adaptado a nuestro presupuesto y las característica que prefiramos. Dado que las empresas no son demasiado claras, y que todas se comportan de la misma manera, esperamos que estas pistas hayan aclarado este pequeño galimatías. Si en la cuestión del deposito creemos que siempre es más interesante utilizar el sistema lleno-lleno, en lo que se refiere a los seguros, cada uno que escoja el que más le interese.

Seguro simple ventajas.

  • – Menor coste de alquiler

Seguro simple inconvenientes.

  • – Fianza de entre 900-1300€
  • – Si hay un problema o desperfecto tendremos nos retirarán una parte de la fianza para cubrir los gastos.
  • – Más espera ya que hay que comprobar el estado del coche antes y después de usarlo.

Seguro a todo riesgo ventajas.

  • – No hay fianza, nuestra tarjeta es libre.
  • – Cobertura completa. Si hay un problema o desperfecto no pagaremos nada.
  • – Menor espera ya que no comprueban el estado del coche ni antes ni después de usarlo.

Seguro simple inconvenientes.

  • – Mayor coste de alquiler (puede ser el doble del simple).

2 comentarios de “Consejos para alquilar un coche sin tener problemas

    1. Aitor Pedrueza

      - Edit

      Reply

      Gracias Francisco. Nos complace que sea claro y contribuya a ayudar a los viajeros a elegir opciones de alquiler de coche. Saludos!

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.