Casa Batlló y su recorrido fantástico en lomos de un dragón

Casa Batlló, ubicada en Paseo de Gracia, una avenida de gran renombre donde grandes arquitectos dejaron su legado en edificaciones hechas para las familias burguesas de la época.

Gaudí, gracias a la insistencia de su mecenas Eusebi Güell de hacerle encargos bajo su firma, pudo mostrar en esplendor su talento y visión, lo que le ganó un lugar dentro de la crema y nata de la sociedad catalana de aquel entonces. Cosa que contribuyó a que otras familias se interesaran por su trabajo y le encargaran el diseño de sus residencias, como es el caso no sólo de Batlló, sino también de la familia Milà  (La Pedrera) o la Torre de Bellesguard encomienda de la familia Guilera.

La fachada de Casa Batlló, sin duda resalta de entre todas, por sus peculiares formas redondeadas, rompe totalmente con el estilo que guardan los edificios aledaños, sus trazos suaves sólo nos recuerdan a su hermana menor: La Pedrera (por el periodo en que fueran construidas, una después de la otra) que también goza de una ubicación privilegiada en Paseo de Gracia, además de alguna otra reminiscencia, como la similitud de la cruz gaudiniana encumbrando el punto más alto de la Torre de Bellesguard.

La inconfundible fachada de Casa Batlló
La inconfundible fachada de Casa Batlló

Sin duda Gaudí tenía un estilo naturalista y orgánico muy marcado, que fue evolucionando y madurando en cada proyecto, pero que siempre nos deja ver claramente su autoría, por otro lado, era la corriente que la época modernista marcaba .

El florecimiento industrial y por ende económico de Cataluña, además de la Renaixença trajo consigo un periodo intenso de movimiento intelectual, cultural y artístico, especialmente en el ámbito arquitectónico y urbanístico.

El modernismo catalán se caracteriza pues, como un estilo de carácter ecléctico, que rompe con las líneas tradicionales, adoptando el uso de elementos zoomórficos salpicados de color y Gaudí siempre estuvo un paso avante de la originalidad y funcionalidad de sus diseños arquitectónicos, en éste rubro.

Estancia principal del perimer piso
Estancia principal del primer piso de la Casa Batlló

Lo que nos lleva a recomendar efusivamente, dedicarle unos minutos al repaso exterior de Casa Batlló, que es por demás colorido y fascinante, para después sumergirse detenidamente en el interior que alberga una serie de alusiones a la vida marina y a una antigua leyenda, y así, no perdernos ni un detalle de éste genio de la arquitectura.

En ésta construcción también veremos presente un elemento que es una constante en sus trabajos: el dragón, mismo que hemos podido observar recibiendo estoico a los visitantes del Parque Güell, o mimetizado en la azotea de la Torre de Bellesguard y que forma parte de una tradición bien arraigada y tan catalana como el mismo Antoni Gaudí, que no es otra que la festividad de Sant Jordi, adoptado como patrón de Cataluña, quien de manera fantástica se dice derrotó al dragón en una triunfal lucha y éste desfallecido se convirtió en un rosal. Desde entonces, cada 23 de abril se celebra con el intercambio de una rosa y un libro.

Escaleras del vestíbulo que emula la espina dorsal de un animal
Escaleras del vestíbulo de Casa Batlló que emula la espina dorsal de un animal

Y aquí pues, podemos encontrarle entremetido como parte esencial de Casa Batlló, podemos tocar su espina dorsal al subir por las escaleras que conducen al primer piso, con torneados escalones de madera pulidos y relucientes, que por un momento nos llevan a sentirnos en su interior, como si hubiésemos sido engullidos por sus fauces.

Para luego encontrarnos con un par de ventanales, que a apreciación propia podrían semejar sus fosas nasales o sus ojos vigilando atento nuestros pasos.

Esto nos conduce hasta una estancia con una chimenea peculiar en forma de champiñón y nos adentra en un mundo marino a ojos de algunos, de múltiples formas que podemos descubrir echando a volar la imaginación y buscar las que a nosotros nos vengan a la mente.

Los geométricos vitrales de la escalera de entrada
Los geométricos vitrales de la escalera de entrada a casa Batlló

Porque, sin importar demasiado el significado, lo alucinante es encontrarse con ese estallido de color, con esas formas inusuales, tan vanguardistas para la época y que hoy en día siguen siendo inimitables.

Un enorme salón con grandes ventanales y columnas nos espera y gracias a la visita guiada podemos hacer pequeños paréntesis que después de soñar, nos develan los elementos que componen el espacio y que nos acompañarán a lo largo del recorrido.

Elementos tales como una atractiva y singular lámpara que pende de lo que parece un vórtice y que después de mirarla por segundos, da una sensación de movimiento, una ilusión óptica que nos regala un momento interactivo con el entorno. A mis ojos, pude sentir como si del corazón del dragón se tratase y su casi imperceptible palpitar después de la derrota, languideciera aún, apagándose la furia de su bocanada poco a poco.

Salón principal del primer piso con una espectacular lámpara de techo
Salón principal del primer piso con una espectacular lámpara de techo. Casa Batllo

Y siguiendo con los sinuosos trazos que componen el milagro arquitectónico de Gaudí, se unen también a ésta pericia: ventanales, puertas, sistemas de calefacción formando un conjunto de formas redondas, de diseños intrépidos y atrevidos.

El patio interior es una maravilla, paredes ataviadas con cerámicas de tonalidades azules, que nos remite al fondo marino y se suman a éste efecto las amplias barandillas de cristal que distorsionan las imágenes, dando una sensación de estar bajo el agua.

Barandillas de cristal que dan un efecto de estar sumergidos
Barandillas de cristal que dan un efecto de estar sumergidos

La osamenta del dragón parece ir elevándose hasta lo alto, conformando perfectamente su anatomía. El acceso a cada piso está ingeniosamente dispuesto y es de sumo atractivo visual, en total se cuentan ocho viviendas, distribuidas en cuatro plantas, con un impecable y concienzudo trabajo estético, pero sin descuidar la funcionalidad del inmueble en temas de calefacción y otros adelantos y comodidades.

En éste paso hacemos una pausa del interior para deleitarnos con el colorido patio posterior, al que nos abren paso unas magníficas columnas que semejan lo que predomina en las paredes del interior del edificio, y que es un acabado escamado, que recuerda las escamas del dragón.

El patio exterior recubierto con una técnica muy utilizada por Gaudí y que también caracteriza su estilo, es la de “trencadís”, que es una serie de restos de cerámica reutilizada indistintamente creando un bonito entramado de color y a éste goce óptico se le añade una vistosa fuente que decora el patio y unos discos inmensos que destacan por su refractario efecto de luz y color.

"Trencadís" que adorna las ventanas del patio exterior del comedor
“Trencadís” que adorna las ventanas del patio exterior del comedor

La última planta está compuesta por una serie arcos catenarios que ya hemos visto en otras obras de Gaudí, como en la Sagrada Familia o Casa Milà. Una solución arquitectónica que además de vistosa provee de una firme estructura al abovedado que bien podría confundirse con el costillar de nuestro dragón.

En ésta zona estaban situados los lavaderos y trasteros, además de otras servicios ideados para el uso común, que también estaba pensando para proteger a las viviendas de las inclemencias del tiempo a través de una sucesión de bóvedas que servían de cámara aislante.

Arcos catenarios de la zona de lavaderos y trasteros
Arcos catenarios de la zona de lavaderos y trasteros

Éste elegante pasillo, de aspecto sobrio nos conduce a una escalera de caracol que desemboca en la azotea. Espacio concebido por Gaudí, de manera funcional, como terminaciones de las chimeneas y sistemas de ventilación, pero al que vemos da ingente importancia, decorándolo con la técnica “trencadís” y dando un acabado abstracto a los mismos. Algo que vemos replicado en Casa Milà, Palau Güell, Parque Güell, sólo por mencionar algunos. Cobrando gran relevancia como uno más de sus sellos personales.

Siendo un perfeccionista en su campo, para él cada área debía ser concebida no sólo de un sentido práctico y funcional, sino también de carácter estético que denotase una gran personalidad y el techo no era la excepción. Por lo que uno de los elementos que más llama la atención, es lo que parece casi claramente el lomo del dragón reposando sobre lo alto. Un conjunto de cerámicas variopinto adorna ésta obra maestra, que se antoja acariciar como si se tratase del mismo ser mitológico.

El "lomo del dragón" y la característica cruz gaudiniana
El “lomo del dragón” y la característica cruz gaudiniana en la azotea de Casa Batlló

En nuestro descenso hallaremos un espacio destinado a la muestra del mobiliario ergonómico diseñado por Gaudí para Casa Batlló, porque su ingenio se extendía más allá, al punto de idear el amueblado idóneo para su gran obra.

Y no olvide, salir al único balcón de la fachada al que se tiene acceso, para sentir de cerca la experiencia de saludar desde un sitio de tal envergadura y belleza a los transeúntes que se acercan hasta aquí, además de admirar los colores y acabado de la fachada.

Y así nos despedimos del dragón, esperando se convierta en rosas para Sant Jordí, fecha en que sus balcones se rebosan de ésta aromática flor que desprende su esencia para todo aquel que pasa cerca de ésta hermosa e impecable obra de Gaudí.

Un agradecimiento a los responsables del departamento de marketing de Casa Batlló por la invitación para la difusión a través de nuestra experiencia.  de una de las las más emblemáticas joyas del legado gaudiniano. Un imperdible de Barcelona.

Tours Casa Batlló y ruta modernista por Barcelona – Compra de Tickets y entradas

 

Como llegar a la Casa Batlló

La casa de Gaudí se encuentra en la calle Paseo de Gracia, una de las lujosas arterias de Barcelona. Las líneas de metro más cercanas son la morada y la amarilla (Parada Paseo de Gracia), o la parada de tren también llamada Paseo de Gracia. Un consejo, siempre es mejor comprar las entradas con antelación para acudir a un hora fijada y así evitarnos las inmensas colas que hay en la entrada a Casa Batlló.

Mapa de la ubicación de Casa Batlló

2 comentarios de “Casa Batlló y su recorrido fantástico en lomos de un dragón

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.