Carnaval en Galicia. El Entroido de Xinzo de Limia

A lo lejos se oyen campanillas, sonidos guturales y un pequeño retumbo que las asusta de vez en cuando. Cada vez están más cerca y no sabemos si correr espantados o dejarnos hechizar por la melodía. Ahora desfilan delante de nosotros y no terminan nunca de pasar: una larga fila de Pantallas trotando y haciendo sonar las campanillas que llevan en la cintura. Las Pantallas, personajes misteriosos vestidos elegantemente con una indumentaria a la antigua: camisa y calzón largo blancos, capa roja o negra, polainas negras y pañoleta y faja rojas.

Las Patallas de Xinzo de Limia. ©María Calvo.
Las Patallas de Xinzo de Limia. ©María Calvo.

Cubren su rostro con la Pantalla una máscara de diablo sonriente muy vistosa decorada con motivos astrales y rematada en un cuerno con forma de gorro frigio. Sus pasos resuenan en las calles adoquinadas del casco antiguo de Xinzo de Limia y todos se apartan a su paso y las miran con recelo y admiración. Las Pantallas, auténticas protagonistas del Carnaval o Entroido de Xinzo de Limia, golpean con fuerza dos vejigas infladas advirtiendo a los no prevenidos de que todo el mundo debe correr el Entroido en Xinzo de Limia.

Magníficas las máscaras de las pantallas. ©María Calvo.
Magníficas las máscaras de las pantallas. ©María Calvo.

Pobre del que no vaya disfrazado, aunque tan sólo sea con una careta, una nariz postiza o algún atavío de Carnaval. Es la ley no escrita del Antroido, y si no se cumple uno puede ser castigado y pasar la vergüenza del escarnio público, de que las Pantallas lo rodeen durante un buen rato, dando saltos, emitiendo esos extraños bramidos. O lo que es peor, que lo persigan, le zurren con las vejigas lacerantes y lo alcen entre todas, a vista de las marcaritas y lo lleven a la taberna más próxima para que, lastimero y suplicante les pague unas tazas de vino.

Las pantallas vigilando. ©María Calvo.
Las pantallas vigilando. ©María Calvo.

Y es que el Carnaval en Galicia es una auténtica fiesta en la que todos los habitantes participan, o al menos esa tradición continúa intacta en muchos pueblos de Ourense como Xinzo de Limia, Verín, Laza, Viana, Maceda, Vilariño, Allariz, Sarreaus,…tal y como era antiguamente. De hecho, ocho de esos lugares el Carnaval ha sido declarado Fiesta de Interés Turístico Nacional. Muchos gallegos y gentes de otros lugares recorren kilómetros para participar durante días en el Entroido, para salir a las calles y fundirse con la multitud conformando un solo cuerpo bailando, saltando, riendo al ritmo de la música animada de las charangas.

Pantallas, Cigarróns, Peliqueiros, Boteiros, Vergalleiros,…protagonistas del Entroido

Pantallas del Carnaval de Xinzo de LImia. ©María Calvo.
Pantallas del Carnaval de Xinzo de LImia. ©María Calvo.

En estos mismos instantes, a punto de llegar al punto álgido del Carnaval, mientras las Pantallas recorren las calles de Xinzo de Limia, filas de Cigarróns cautivan a los carnavaleros de Verín y un cortejo de Peliqueiros fascinan a los de Laza. Xinzo, Verín y Laza, el triángulo mágico del Carnaval de Ourense, que atrae todos los años a miles de personas. Sin olvidar los Boteiros de Viana, los Folións de Vilariño y de Manzaneda, los Vergalleiros de Sarreaus, los Troteiros de Bande, los Charrúas de Allariz, los Bobos y Pallasos de Beariz, los Irrios de Castro Caldelas, la Vacaloura del Barco de Valdeorras, los Troteiros de Bande, los Felos de Maceda. Cuando los protagonistas del Carnaval de Galicia comienzan a desfilar por las calles de las ciudades viejas de estos pueblos, se anuncia el Entroido.

Cigarróns de Verín. ©María Calvo.
Cigarróns de Verín. ©María Calvo.

Los Cigarróns de Verín son magníficas máscaras que llevan encima unos 25 kilos de peso entre los cencerros o chocas y la máscara de madera de abedul con una mitra de hojalata y pintada con animales totémicos. La elegancia también caracteriza a los Cigarróns de Verín, con su camisa blanca con corbata y su chaquetilla con flecos y galones, ataca con cintas de colores, su calzón corto blanco con pompones de colores colgando, medias blancas y ligas. En Verín tampoco se libran del escarmiento aquellos que osen no llevar disfraz, llamados a la orden con la zamarra, una fusta que blanden en la mano los Cigarróns.

Cigarróns de Verín reunidos. ©María Calvo.
Cigarróns de Verín reunidos. ©María Calvo.

Los Peliqueiros de Laza – en donde el Carnaval es el más antiguo de Galicia – apenas se distinguen de los Cigarróns de Verín, tal vez por la piel de animal – pelica, de ahí su nombre – que llevan colgada detrás de la máscara, pero las máscaras son iguales a las de sus vecinos, con esa sonrisa burlona, y por las calles de los pueblos pueden oirse en tiempo de Carnaval las chocas (cencerros) sonando a ritmo de los saltos de los peliqueiros que corren en fila sin parar, abriéndose paso con su fusta. El Domingo de Carnaval es el “Estreno de los Peliqueiros” y después el reparto de la “bica del peliqueiro”, ese bizcocho mantecado hecho con nata típico de muchos lugares de Galicia. Y también está “A baixada da Morena” evento en el que se lanza a la gente harina y ¡hormigas vivas!.

Máscaras de los cigarróns de Verín y Laza. ©María Calvo.
Máscaras de los cigarróns de Verín y Laza. ©María Calvo.

También es célebre el Boteiro de Viana, con una máscara de monstruo negra y afilados colmillos dorados, con su espectacular pantalla en la cabeza. Todos los personajes del Carnaval de Ourense fascinan con sus espléndidas máscaras y asustan a los carnavaleros con chocas, zamarras, moncas o vejigas por partes iguales.

El Carnaval más largo de Xinzo de Limia

Aunque llegamos a Xinzo de Limia emocionados para correr el Entroido y fundirnos durante dos días en la masa que vive el Carnaval desde siempre, sabemos que esta fiesta invernal ya comenzó hace unas semanas. En total cinco fines de semana que comienzan con el “Sábado del Petardazo”, cuatro sábados antes del propio Entroido y el “Domingo Fareleiro”, una inauguración del Carnaval para los habitantes de Xinzo de Limia, en la que tienen lugar cruentas batallas de harina en las que casi todo vale y hacen pensar, una vez terminadas, que nevó en el casco antiguo. Qué mejor forma que empezar el Carnaval con este éxtasis que en tiempos pasados era una forma de celebrar la fertilidad de la tierra.

Cuando entramos a Xinzo ya vemos colgado al Meco, otro de los grandes protagonistas del Carnaval. Un personaje bufo de paja que semeja un espantapájaros, vestido “a la antigua” con ropa de pana, refajos, zuecos, sombreros o boinas, la misma representación del Entroido que, con las manos ardiendo, recibe las burlas de la multitud. Y es trasladado en procesión en un carro de vacas antiguo por las calles de Xinzo, acompañado de un séquito, entre risas, para ser colgado en la Plaza Mayor, donde permanecerá durante todo el Entroido. En medio de los vecinos vemos figuras del Entroido de Xinzo de Limia que se han recuperado en los últimos años: homes de palla, os gordos, touro do Entroido, que aumentan la sensación de la llegada inminente de esta festividad.

El Meco colgado. ©María Calvo.
El Meco colgado. ©María Calvo.

Aún quince días antes del Carnaval, se celebra el “Domingo Oleiro” en el que participan sobre todo los jóvenes del pueblo que, conformando un amplio círculo en la Plaza Mayor y en las plazas de la ciudad vieja, se pasan 300 ollas de barro intentando que no se les caiga y se llenen de harina y agua, además de tener que invitar a una ronda de vinos a sus compañeros de juego. Una semana después, el “Sábado das mulleres” es una noche en la que las mujeres son las protagonistas y salen disfrazadas toda la noche por el pueblo.

Pantallas. ©María Calvo.
Pantallas. ©María Calvo.

Cuando tan sólo queda una semana para el Carnaval, se celebra el “Domingo Corredoiro” en el que las primeras pantallas desfilan por las calles y se reúnen por la mañana en la “Xuntanza das Pantallas” que tiene lugar en la Plaza Mayor, un espectacular baile de capas rojas, máscaras al ritmo de las campanillas, las gaitas y las charangas. Por la noche se reúnen los “Capuchóns”, con su antifaz y su túnica tradicional con capucha, un disfraz tradicional muy popular en otros tiempos y que se ha recuperado no hace muchos años. Máscaras, disfraces y charangas acompañan la noche de fiesta que precede a la semana del Carnaval.

Los niños también se disfrazan en el carnaval de Xinzo. ©María Calvo.
Los niños también se disfrazan en el carnaval de Xinzo. ©María Calvo.

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.